domingo, 6 de agosto de 2017

Morata y Courtois fallan sus penaltis y el Arsenal, campeón


Londres, AS
Moses adelantó al Chelsea y Kolasinac forzó los penaltis. Courtois quiso tirar el segundo y falló. Morata también erró el suyo y el Arsenal ganó la Community Shield.
El Arsenal se llevó la Community Shield tras vencer al Chelsea en la tanda de penaltis. El equipo Gunner ya venció a los Blues en la final de la FA Cup y repitió otra vez en Wembley después de que Courtois y Morata fallaran los disparos decisivos. Antes, Moses y Kolasinac marcaron los únicos goles del encuentro en una segunda parte en la que Pedro vio la tarjeta roja.


El encuentro se pareció más al último amistoso de la pretemporada que al primer encuentro oficial del curso 2017-2018. La mayoría de los jugadores arrancaron con el freno de mano puesto mientras que los entrenadores contribuyeron a la causa con dos alineaciones llenas de sorpresas y desprovistas de sus mejores jugadores.

Ozil, Alexis, Koscielny y Ramsey vieron el partido desde la grada de Wembley. Morata, por su parte, empezó el encuentro en el banquillo del campeón de la Premier League pese a que Conte ya contaba de antemano con la baja por lesión de Hazard.

El Arsenal reinó en ese escenario atípico durante los primeros 20 minutos del partido. Lacazette, su fichaje récord, mandó el primer aviso serio a los 20 minutos con un disparo al palo. El Chelsea, empujado por el siempre punzante Pedro, logró quitarse de encima a su rival en el cuarto de hora final e incluso probó fortuna ante Cech en un par de ocasiones de Moses y el propio atacante canario.

El encuentro se fue al descanso con el 0-0 y cierta polémica después de que Willian viera la amarilla por un piscinazo cuando la afición del Chelsea pedía penalti de Bellerín.

El árbitro pareció acertar en su decisión pero el partido empezaba ya entonces a dibujar un traspaso de poderes que se confirmó al inicio de la segunda mitad. Entonces, Moses sorprendió a la defensa del Arsenal (y a varios aficionados que aún seguían sin coger su sitio en la grada) para hacer el primer gol del partido.

Wenger intentó volver a meter a su equipo en el partido con Walcott y Giroud (por Iwobi y Lacazette) mientras que Conte le respondió dando entrada a Morata por Batshuayi
y a un central como Rudiger por el ofensivo Marcos Alonso.

Los cambios apenas cambiaron el guión del partido pero la expulsión de Pedro por una entrada por detrás a Elneny a falta de 10 minutos dieron al Arsenal el estímulo necesario para creer en el empate. Dicho y hecho. Apenas segundos después de la roja del canario, Kolasinac aprovechó la superioridad numérica de los Gunners para imponerse a la defensa Blue y marcar de cabeza el tanto del empate. Los 10 minutos restantes fueron sólo de propina a la espera de los penaltis. Ahí, los fallos de Courtois y Morata condenaron a un Chelsea que pide a gritos fichajes para poder defender el título de Premier League.
Publicar un comentario