domingo, 13 de agosto de 2017

La oposición de Venezuela rechaza las amenazas de Trump

La MUD responsabiliza a Maduro por convertir al país “en una amenaza regional”.

Alfredo Meza
Caracas, El País
La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la formación de partidos opositores al régimen de Nicolás Maduro, ha dado a conocer su posición oficial dos días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no descartara una intervención militar en Venezuela. “La MUD rechaza la amenaza militar de cualquier potencia extranjera y responsabiliza a la dictadura de Maduro por convertir al país en una amenaza regional”, afirman en un comunicado, en el que no se cita expresamente al presidente de Estados Unidos.


La MUD denuncia que esta amenaza es la consecuencia “del empeño autoritario de Nicolás Maduro y su cúpula, expresado en la eliminación del referéndum revocatorio, el encarcelamiento e inhabilitación de miles de presos políticos, el asesinato de cientos de venezolanos bajo la más cruel represión y la instalación de la asamblea nacional constituyente fraudulenta y antidemocrática. Por ello exigimos a la dictadura de Nicolás Maduro cesar en su empeño para detener la destrucción de Venezuela”. El grupo de partidos ha exigido la celebración de elecciones libres.

Poco después, los tres expresidentes que actuaron como mediadores en Venezuela –José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá)- repudiaron las palabras de Trump, ya que consideran que una intervención militar sería la "peor alternativa". El exgobernante dominicano rechazó en Twitter la posibilidad de una operación militar en Venezuela y aseguró que lo hacía en su nombre y en el de sus colegas mediadores.

La alianza opositora venezolana, por su parte, ha recordado que “la dictadura de Maduro ha llevado al Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes”, y que las intimidaciones de Washington son uno de los riesgos que afronta el país. La MUD ha vuelto a denunciar “la presencia e injerencia en los asuntos internos” de Venezuela “y muy especialmente en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de personal civil y militar extranjero. Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba no sólo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia y la represión por parte del Gobierno”.

La oposición también ha criticado la política económica del régimen, que ha calificado como “entreguista”. “El remate de los activos y las facturas petroleras es sólo una muestra de cómo esta dictadura ha permitido que otros países se beneficien en perjuicio de los venezolanos. No puede haber doble moral en materia de relaciones internacionales. No se puede condenar una amenaza, mientras por otro lado se desangra el país con políticas entreguistas”.

El comunicado se da a conocer el mismo fin de semana que Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la estatal venezolana, ha revelado sus estados financieros de 2016. Las cifras auguran la profundización de la crisis económica si no se modifica el modelo impuesto por Maduro. Hasta finales del año pasado Pdvsa debía a sus proveedores 19 mil 824 millones de dólares, más del doble de las reservas internacionales. Los ingresos de la compañía, que aporta el 96 por ciento de las divisas que ingresan a la República, cayeron 33,5% con respecto a 2015.
Publicar un comentario