lunes, 3 de julio de 2017

Xi Jinping habló con Donald Trump y advirtió que la relación entre China y Estados Unidos se ve afectada por "factores negativos"

La reacción china llega después que la administración estadounidense autorizara una multimillonaria venta de armas a Taiwán y de una maniobra marítima realizada cerca de islas en disputa en el Pacífico, que Beijing consideró una "provocación"

Infobae
El presidente chino Xi Jinping le dijo a su homólogo estadounidense Donald Trump el lunes que las relaciones entre sus países se ven "afectadas por ciertos factores negativos", aseguró un medio estatal tras una serie de decisiones estadounidenses que enojaron a Beijing.


Días después de que Trump aprobase la venta de armas estadounidenses a Taiwán, el canal CCTV afirmó que Xi urgió a Trump, en una conversación telefónica, a defender el principio de "una China" respecto a Taiwán, que Beijing considera como una provincia independentista.

"Las relaciones bilaterales se ven afectadas por ciertos factores negativos (…) Esperamos que Estados Unidos pueda tratar correctamente las cuestiones relativas a Taiwán conforme al principio de una China única", insistió Xi, según una transcripción de sus declaraciones difundida por la televisión estatal CCTV.

La administración Trump había enfurecido al gobierno chino al autorizar a finales de junio una venta de armas por 1.300 millones de dólares a Taiwán, una isla independiente de hecho pero cuya soberanía reivindica el régimen comunista.

El enfriamiento en las relaciones entre ambos países parece además confirmado por la maniobra marítima realizada por la Armada estadounidense el domingo, justo antes de la conversación entre Trump y Xi, que estaba prevista de antemano.

El destructor lanzamisiles "USS Stethem" pasó a menos de 12 millas náuticas (22 km) de la isla Triton en el archipiélago de las Paracel, territorio que también es reivindicado por Taiwán y Vietnam, indicó en Washington un funcionario norteamericano.

Inmediatamente la cancillería china denunció "una seria provocación política y militar".

Beijing respondió despachando naves militares y aviones de combate como medida de advertencia contra el buque norteamericano, indicó el portavoz de la cancillería Lu Kang, en una declaración difundida el domingo por la agencia estatal Xinhua.
Publicar un comentario