jueves, 13 de julio de 2017

Los atracadores usaron a cuatro civiles como escudos humanos en el sangriento enfrentamiento

Cuando los delincuentes salían con los objetos robados, efectivos del grupo de élite policial DACI los interceptaron. Dos de los antisociales, en la acera de la joyeria Eurochronos, se enfrentaron a los uniformados.

La Razón Digital / Rubén Arilñez / La Paz
Al menos cuatro civiles fueron usados como escudos humanos por los delincuentes que la mañana de este jueves intentaron atracar la joyería Eurochronos, en pleno centro de Santa Cruz, y que devino en un sangriento enfrentamiento entre policías y malhechores.


Cuando los delincuentes salían con parte de los objetos robados guardados en maletines, efectivos del grupo de élite de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) de la Policía los interceptaron.

Los atracadores intentan salir de la joyería cuando son interceptados por la Policía.
Aproximadamente a las 09.30 un contingente policial realizaba el patrullaje de rutina en una zona caracterizada por aglutinar a entidades bancarías. Ahí comenzó la balacera, en plena acera del lugar.

Pero dos de los antisociales se resistieron a deponer armas y optaron por tomar rehenes y usarlos como escudos humanos. La fuerza policial, pertrechada, los había rodeado y el tráfico en el lugar se había cortado.

Entonces uno de los atracadores aprisionó a una mujer abrazándola por el cuello y le apuntó con una pistola. Otro tomó a tres civiles y los amenazó con otra arma de grueso calibre por la espalda. La escena se ve en un video que se divulgó como reguero de pólvora en las redes sociales.

No hubo negociación, pues de inmediato los proyectiles de la fuerza policial impactaron cerca al grupo de asaltantes y rehenes. Poco después una mujer que llevaba una blusa celeste cae al suelo tras recibir un impacto de bala, mientras que su eventual captor retorna a tumbos hacia la joyería en medio del fuego cruzado.

Lo propio ocurre con el otro atracador, quien retorna a rastras hasta el local de Eurochronos, que a ese momento ya tenía sus inmensos ventanales hechos trizas.



En círculo, los delincuentes que tomaron rehenes huyen.


Uno de los funcionarios de la joyería había alcanzado a llamar a su padre para que pida ayuda. “Padre, llame a la Policía que están atracando el lugar”, alcanzó a decir, según contó a los medios locales el progenitor.

No se conoce el número exacto de antisociales, pero tres murieron abatidos por las fuerzas policiales y otros dos fueron detenidos. Los primeros reportes con base al testimonio de testigos dan cuenta que serían brasileños, por lo que no se descarta la participación del Primer Comando de la Capital o del Comando Vermelho.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Carlos Aparicio, se declaró sorprendido, en un primer contacto con los medios, de la capacidad bélica de los “avezados” delincuentes.

“Son personas avezadas que utilizan armas de grueso calibre. Escopetas o ametralladoras M16 (de guerra), cargadores que los habían pegado con cintas adhesivas y utilizaban un lado y tenían otro cargador con más de 50 proyectiles. Es decir, tenían 100 proyectiles en cada bolsillo”, dijo.

A esa magnitud llegó el enfrentamiento que Aparicio calificó como “sangriento”. En el fuego cruzado también perdió la vida un efectivo de la policía, quien “murió en el cumplimiento del deber”.

Las imágenes del hecho fueron registradas en distintos videos que se publicaron en las redes sociales. Los vecinos del lugar lograron captar las escenas en sus celulares y a esta hora circulan por las redes sociales mientras la Policía mantiene un intenso operativo que incluye a un helicóptero que sobrevuela la urbe.

Eurochronos otra vez es blanco de un atraco, esta vez frustrado. En 2014 ya había sido robada violentamente por un grupo de delincuentes de nacionalidad brasileña que usaron chalecos antibalas y fusiles de asalto AK-47.
Publicar un comentario