martes, 4 de julio de 2017

Fuerzas de la coalición rompen las defensas del Estado Islámico en su feudo sirio de Raqa

Beirut, AFP
Combatientes sirios apoyados por Estados Unidos rompieron las líneas de defensa del centro de Raqa, bastión del grupo Estado Islámico (EI) en Siria, tras la apertura de brechas en la muralla que rodea la ciudad vieja gracias a los bombardeos aéreos norteamericanos.
Al mismo tiempo, en Irak, las fuerzas gubernamentales iraquíes, también apoyadas por Estados Unidos, libran encarnizados combates con los yihadistas del EI, pertrechados en sus últimos reductos de la ciudad vieja de Mosul.
Desde hace meses, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y las fuerzas gubernamentales en Irak han lanzado grandes ofensivas para expulsar al EI de sus principales bastiones de Raqa, en Siria, y Mosul, en Irak, conquistados por los yihadistas en 2014.


Las FDS se han apoderado de varios barrios del este y oeste de Raqa desde que entraron en la ciudad el 6 de junio. El crucial apoyo aéreo de la coalición dirigida por Washington les ha permitido progresar hacia el centro de la ciudad, pese a la feroz resistencia del EI.

"Fuerzas de la coalición apoyaron el avance de las FDS en la parte más fortificada de Raqa abriendo dos pequeñas brechas en la muralla de Rafiqah que rodea a la ciudad vieja", señaló comando de las fuerzas estadounidenses en Medio Oriente (Centcom).

'Aplastar a Daésh'

Se trata de una "importante etapa en la campaña para la liberación de la ciudad" se felicitó en un tuit el enviado estadounidense ante la coalición, Brett McGurk.

En su cuenta Twitter, las FDS confirmaron su progresión hacia la ciudad vieja.

"La mejor manera de salvar a los habitantes de Raqa es aplastar y vencer rápidamente a Daésh (acrónimo árabe del EI, ndlr) que sembró durante tres años el terror", afirman.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) "tres unidades de las FDS apoyadas por fuerzas especiales estadounidenses avanzaron al alba a partir de tres ejes hacia la ciudad vieja, cubiertas por la aviación de la coalición".

"Se trata del más importante avance realizado por las FDS desde el 6 de junio", añadió el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. "Por primera vez las FDS han logrado romper las defensas de la muralla del Viejo Raqa".

Según la coalición, unos 2.500 yihadistas defienden Raqa, convertida en la capital de facto del EI en Siria, tras su conquista en 2014.

La ONU ha declarado su preocupación por los cerca de 100.000 civiles atrapados en la ciudad, que ha sido escenario de las peores atrocidades del grupo yihadista, incluyendo decapitaciones públicas.

Una pérdida de Raqa no significaría el final del EI en Siria. El grupo aún controla algunos sectores de la misma provincia de Raqa, la gran parte de la provincia vecina de Deir Ezzor (este), así como porciones de territorios en las provincias de Homs y Hamas (centro), así como en la de Hasaké (noreste).

Encarnizados combates en Mosul

En el vecino Irak, las fuerzas armadas progresan hacia los últimos reductos yihadistas de Mosul, último gran bastión urbano del EI en Irak.

Ante el avance de los soldados iraquíes los yihadistas han multiplicado los atentados suicidas, algunos de ellos cometidos por mujeres y adolescentes.

En un tuit, Brett McGurk indicó que los "terroristas del EI" controlan ahora "menos de un kilómetro cuadrado en Mosul".

En efecto, más de ocho meses después del inicio de la ofensiva para retomar la ciudad, la segunda de Irak, el EI ya solo controla una pequeña parte en el oeste.

Según fuentes militares, todavía quedan "al menos 200 combatientes del EI" en Mosul, en su mayoría extranjeros.

La reconquista de Mosul no pondrá tampoco fin a la presencia del EI, en Irak, donde controla todavía varias zonas.
Publicar un comentario