viernes, 14 de julio de 2017

El Súper Boca

Guillermo arrancará la pretemporada con varias caras nuevas. Ya arreglaron Goltz y Espinoza, mientras que Wanchope, Cardona y Medina están cerca. A partir de estas incorporaciones, mirá el equipo que podría poner el técnico en el inicio de la Súper Liga.

Bruno Del Gallo
Bdelgallo@agea.com.ar
Guillermo ya piensa en lo que será el armado del equipo para el próximo semestre, que servirá para ir buscando un funcionamiento y un once de memoria para la Copa Libertadores 2018. El DT tendrá el desafío de que sus dirigidos encuentren la regularidad y la identidad para potenciar al último campeón. No será nada fácil, pero los nombres que suenan le podrían permitir al Mellizo soñar con un Súper Boca, con jugadores de selección, que ya han ganado copas internacionales con sus equipos.


Pensando en el equipo que podría tener disponible Guillermo para comenzar el campeonato, en comparación con el que terminó jugando, habría que dejar afuera a Centurión, por quien la negociación está bastante lejos de llegar a buen puerto. Tampoco está Fernando Tobio, que regresó al Palmeiras. Ni figura Jonathan Silva, aunque por este último harían un esfuerzo para intentar que regrese al club de la Ribera.

Para suplir la salida de Fernando Tobio, quien había perdido terreno frente a Insaurralde y Vergini pero terminó siendo titular indiscutido en las últimas fechas, llegó Paolo Goltz. El experimentado defensor de 32 años arriba a Boca tras haber sido buscado en varios mercados de pases anteriores. Un conocido de los Mellizos de la época de Lanús, donde juntos fueron campeones de la Copa Sudamericana. Paolo era capitán y emblema del equipo, incluso metió un lindo gol de tiro libre en la final frente a Ponte Preta. Además, fue compañero de Darío Benedetto en su último paso por el América.

Otra de las nuevas caras que tendrá Boca cuando comience la pretemporada en Ciudad del Este será la de Cristian Espinoza. El hábil extremo, que supo ser figura del Huracán que alcanzó la final de la Sudamericana, llegaría el lunes al país para estampar la firma y convertirse en nuevo jugador Xeneize. Junto con él, quien parece tener las valijas preparadas para volver al país y para cumplir su sueño de jugar en Boca es Wanchope Abila. El delantero goleador, cuya carrera viene en ascenso desde su segundo paso por Instituto, es el anhelo de Angelici pero no de Guillermo. La negociación con el Cruzeiro parece estar encaminada, más aún teniendo en cuenta que en las últimas horas Marcelo Torres aceptó ir a jugar al conjunto de Belo Horizonte, y de esa manera Boca sólo tendría que abonar la deuda que tienen los de Brasil con Huracán.

La apuesta fuerte que haría el Xeneize en este mercado es la de Edwin Cardona. El colombiano está muy cerca de arribar a la Boca para ¿ponerse la 10?. Actualmente se encuentra en Monterrey, entrenando con la reserva del equipo que dirige el Turco Mohamed. Hay acuerdo entre las partes, solamente resta definir el monto que tendrá la opción de compra, ya que vendría a préstamo por 12 meses, que se pasarían a ser 18 si Boca alcanza los octavos de la Copa Dueño de una excelsa pegada y una visión de juego exclusiva de los distintos, este colombiano ya avisó a la dirigencia del club mexicano que no seguirá y se ilusiona con jugar en Boca y vestir la 10 que usó su ídolo: Juan Román Riquelme.

Pero eso no es todo: Boca también iría por el mediocampista paraguayo Jesús Medina, de Libertad. El caso de este volante sería una apuesta a futuro, aunque ya viene mostrando armas muy interesante. Tiene 20 años y el Xeneize está interesado en comprarle el 50% del pase. Lo ideal para el CT sería que llegue en los próximos días, si no lo hará en diciembre. Hay que tener en cuenta que para que se concrete la llegada de Medina (si se da lo de Cardona), Boca debería liberar un cupo de extranjero (salvo que se amplíe el límite).

Además de los mencionados, que son los que más chances tienen de llegar a Boca, también suenan Ortigoza, quedó libre de San Lorenzo y Rolón, de Argentinos Juniors. Ambos volantes de contención serían apuestas de la dirigencia, ya que el Mellizo no habría pedido a ninguno. Además, habría que ver quiénes son los jugadores que vuelvan de sus préstamos y cuenten con el visto bueno de Guillermo, entre ellos se encuentran: Andrés Chávez, Nicolás Colazo, Fernando Evangelista.

Ante este panorama, ¿cuál sería el equipo ideal para Guillermo? ¿Mantendrá el mismo esquema o usará el 4 3 1 2 tan glorioso en las épocas del Melli como jugador? ¿Este equipo puede salir campeón de la Copa o le falta algo? Opiná.
Publicar un comentario