viernes, 28 de julio de 2017

Dimite el primer ministro de Pakistán por su presunta vinculación con los ‘papeles de Panamá’

Una investigación relaciona a la familia de Nawaz Sharif con casos de corrupción

EP
Madrid
Nawaz Sharif, primer ministro paquistaní, ha dimitido este viernes después de que el Tribunal Supremo decidiese inhabilitarlo por las sociedades de su familia en paraísos fiscales desveladas en los papeles de Panamá. "Tras el veredicto, Sharif ha dimitido de sus responsabilidades como primer ministro", indicó la oficina del primer ministro en un comunicado. La dimisión de Sharif provoca la disolución inmediata de todo el Gabinete y el Parlamento deberá elegir un nuevo mandatario.


El Tribunal Supremo de Pakistán —potencia nuclear en Asía con algo más de 190.000 millones de personas— ordenó a primera hora de este viernes inhabilitar al primer ministro, en el marco del caso abierto contra el mandatario por corrupción en relación con las revelaciones de los papeles de Panamá sobre la fortuna de su familia. "Ya no es apto para ser un miembro honesto del Parlamento y deja de ocupar el cargo de primer ministro", ha anunciado el juez Ejaz Afzal Khan, encargado de anunciar la decisión. El proceso deberá ser incoado en seis semanas y tendrá un plazo de medio año para acabar sus pesquisas.

Sharif, no obstante, tiene "reservas" por la decisión y anunció que estudiará opciones legales contra ella. "Todas las opciones constitucionales serán estudiadas. Es una injusticia. Con la ayuda de dios Sharif tendrá éxito en el tribunal de Alá y el pueblo", añadió el comunicado.
Investigación

En un veredicto unánime, los cinco magistrados del Supremo habían ordenado que un tribunal de responsabilidad analice todo el material recabado por la investigación contra Sharif y su familia y emita un veredicto en un plazo de 30 días.

El equipo de investigación designado por el Supremo para investigar las acusaciones contra la familia Sharif llegó a la conclusión de que "existen disparidades significativas entre las fuentes de ingresos conocidas y las declaradas y la riqueza acumulada" por sus miembros. Los papeles de Panamá revelaron que tienen varias empresas offshore.

Los problemas de Sharif comenzaron en abril de 2016 con la filtración de 11,5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca que reveló que tres de sus cuatro hijos, Husain, Maryam y Hasan, crearon compañías en las Islas Vírgenes Británicas a través de las que controlan propiedades en Londres.

La familia Sharif, que ya se enfrentó a acusaciones de corrupción en el pasado, ha reconocido la posesión de esas empresas y las propiedades, pero ha rechazado cualquier tipo de ilegalidad.

Hasta ahora, Sharif, de 67 años, había desoído los llamamientos para que dimitiera y ha advertido de que su salida del Ejecutivo podría dar lugar a un largo periodo de inestabilidad. Su mandato expiraba en 2018.
Publicar un comentario