miércoles, 5 de julio de 2017

Chile rechaza acusación de Evo sobre reserva en caso Silala

Morales denunció que Bachelet y Muñoz vulneraron el reglamento de la CIJ al revelar detalles del contenido de su memoria en el caso del Silala.

Página Siete Digital / La Paz
El Gobierno de Chile rechazó hoy las declaraciones del presidente Evo Morales respecto a una presunta vulneración del reglamento de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya al haber brindado detalles de la memoria presentada dentro del caso Silala.


Ayer, Morales denunció que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y el canciller, Heraldo Muñoz, vulneraron el reglamento de la CIJ al revelar detalles del contenido de su memoria en el caso del Silala.

"El Gobierno de Chile expresa su sorpresa y rechaza categóricamente las declaraciones del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, quien acusó a nuestro país de vulnerar las disposiciones reglamentarias de la Corte Internacional de Justicia. Quien no respeta las reglas de la Corte y los principios de la buena administración de justicia es el Gobierno de Bolivia”, respondió la Cancillería chilena en un comunicado de prensa.

Puede leer también: Evo ve que Chile rompe reserva en litigio y alista contrademanda

Según su versión, Bolivia es la que rompe las reglas al haber llevado reiteradamente la demanda marítima a "diversos y numerosos foros internacionales, elaborando incluso un libro detallado con los argumentos de su memoria”.

Para Chile, cuando un caso está ante la Corte Internacional de Justicia no es correcto llevarlo a foros distintos de la Corte.

"Chile respeta la regla de que los escritos de la memoria y la contramemoria no se pueden hacer públicos hasta el inicio de la fase oral del procedimiento. Pero esta regla, en ningún caso, prohíbe que las partes puedan explicar e informar a la opinión pública de los casos que están pendientes ante la Corte Internacional de Justicia y de los derechos que están defendiendo ante esta Corte”, indica el comunicado.

Morales hizo referencia a las declaraciones de Bachelet, quien dijo que existe "evidencia geológica e hidrológica para afirmar que el Silala es un río internacional”, y que "Bolivia no puede pretender apropiarse de aguas que son compartidas”.

La Cancillería chilena mencionó que lo informado sobre el caso está en conocimiento de la opinión pública desde la presentación de la demanda.
Publicar un comentario