domingo, 30 de julio de 2017

A Zidane le urge Cristiano


EEUU, AS
Cristiano sigue recorriéndose medio mundo durante sus vacaciones pero donde querría tenerlo Zidane es en Estados Unidos. En esta gira de pretemporada el francés y el Madrid echan de menos al siete, que no volverá hasta al menos la vuelta de la Supercopa de España. Sin él, el gol se ha evaporado.


Con Mbappé posicionado como gran objetivo del club, los otros dos integrantes de la bbC no están dando el callo en lo que va de pretemporada. Bale y Benzema están apagados, en cuanto a sensaciones, y no han marcado contra el United, el City ni el Barça en el Clásico, en cuanto a números. Con Morata (20 goles en la 2016-17 pese a ser suplente) vestido del azul del Chelsea y Zidane diciendo que se conforma “con esta plantilla”, al resto le toca aumentar prestaciones mientras vuelve el siete. Hasta cuatro futbolistas están empatados por el pichichi del verano blanco (Casemiro, Kovacic, Asensio y Óscar) y ninguno es delantero. Las miradas se posan en los otros dos de la bbC.

En el galés, especialmente. El 11 blanco con el que no para de flirtear Mourinho quería agarrar el toro por los cuernos este verano, con el beneplácito de Zizou. “Es su primera pretemporada completa conmigo y sabe que quiere hacer un gran año, yo le veo bien físicamente”, dijo el técnico en su primera conferencia de prensa en UCLA. Ocho días y tres partidos después, Bale sigue con el motor gripado y eso que está jugando como le gusta, con libertad y desde el perfil de Cristiano. Tres disparos en la International Champions Cup, cero goles. Esas son sus cifras. Mismas prestaciones goleadoras y de chuts, por cierto, que Benzema, al que le resguarda el factor de ser el único nueve junto a Borja Mayoral aunque no enseñe los dientes. Contra el City estuvo lento para llegar a un pase de la muerte de Modric y en el Clásico falló un contragolpe en el que la opción más sencilla era dar un pase a Asensio, que encaraba a Cillesen.

Al galés, el titular que menos pases dio (8) y menos veces tocó el balón (12) en el Clásico durante la primera parte, las lesiones le han cortado las alas y las estadísticas se le han puesto en contra. La temporada 2015-16 consiguió un gol cada 125 minutos y la temporada pasada ese registró cayó en picado, a un tanto cada 215’. Un dato que chirría al entrar en contraste con el de Cristiano: una diana cada 98 minutos. Benzema también anduvo lejos del crack portugués. Dejó obras de arte para la posteridad, como el regate del Calderón, pero vio portería cada 170 minutos. Una tónica, la de Bale y Benzema, que deja dudas a ocho días vista del primer título de la temporada y en el que el Madrid no tendrá a su hombre-gol: Cristiano.
Publicar un comentario