lunes, 12 de junio de 2017

Manillas electrónicas beneficiarían a 40% de detenidos preventivos

Cochabamba, Los Tiempos
La implementación de las manillas electrónicas como medida sustitutiva a la detención preventiva y en otros ámbitos judiciales podría ayudar a descongestionar hasta un 40 por ciento las cárceles del país, según explicaron los creadores del proyecto de ley que pretende impulsar la ejecución de esa tecnología.
Los vocales del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba (TDJ), junto al presidente del Consejo de la Magistratura, Wilber Choque, y vocales del Tribunal Supremo de Justicia, presentaron hoy en un taller el proyecto de ley para dotar con estos dispositivos a los privados de libertad por delitos menores.


“No podemos hablar de seguridad ciudadana sin despejar las cárceles y con este sistema podríamos despoblar en el orden del 40 por ciento de los detenidos preventivos”, explicó el decano del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de Cochabamba, Óscar Freire, uno de los impulsores del proyecto.

La iniciativa fue propuesta en el marco del nuevo Código del Sistema Penal que está en tratamiento en la Asamblea legislativa, y de las conclusiones de la Cumbre Nacional de Justicia que se desarrolló en junio del año pasado en Sucre.

Freire explicó que las manillas también ayudarían a reducir los costos del sistema penal boliviano.

“Por día al Estado le resulta unos 180 bolivianos mantener un interno o preso, al margen de los gastos en salud y otros, entonces el monto es mayor. Con las manillas electrónicas el costo baja a 10 dólares, entonces el ahorro neto es de casi 15 dólares, con el advertido de que en la mayoría de los casos el que pagaría el costo de mantenimiento sería el usuario de la manilla”, explicó.

Por su parte, el presidente del TDJ, Rudy Siles, dijo que el proyecto excluye del uso de manillas electrónicas a los detenidos preventivos acusados por asesinato, violación, feminicidio y otros delitos considerados graves. “Solo es para delitos leves o considerados no muy relevantes, algunos de tipo familiar, laboral y penal”, explicó.

Siles puso de ejemplo que solo en Cochabamba mil de los casi tres mil privados de libertad podrían ser beneficiados con medidas sustitutivas vía la manilla electrónica.

En el país hay más de 15 mil privados de libertad, de los que casi el 70 por ciento no tiene sentencia.

El proyecto será enviado a la ALP para su tratamiento y una vez aprobado, explicaron los expertos, se buscará el financiamiento.
Publicar un comentario