viernes, 30 de junio de 2017

El silencio de Cristiano Ronaldo paraliza la operación salida

Madrid, AS
Cristiano ya está en Madrid para comenzar sus vacaciones y estar con sus dos hijos recién nacidos, pero sin aclarar su continuidad en el Madrid, lo que provoca que en el club blanco de momento estén paralizadas las operaciones de entrada y salida de jugadores. Además, todo hace indicar que no tiene previsto hacer ningún tipo de declaración al respecto.
De hecho, el miércoles volvió a ser requerido por la Prensa al pasar por la zona mixta del Kazan Arena, tras la eliminación de la Copa Confederaciones, pero su respuesta fue el silencio para la mayoría, excepto para el enviado especial del diario AS, aunque con idéntico resultado: “¡Hola! ¿Cuándo has llegado?”, preguntó el crack al enviado de este periódico, mientras le estrechaba la mano. Acto seguido, nos puso sobre aviso: “No voy a hablar con nadie”. Al ser preguntado sobre si rompería su ley del silencio, se reafirmó: “No”. Y acompañó esas palabras frunciendo el ceño e inclinando la cabeza. Posteriormente, abandonó la zona mixta acompañado por su amigo Ricardo Regufe.


Minutos más tarde, la Federación de Portugal emitió un comunicado en el que informaba de que liberaba a Cristiano de jugar el tercer y cuarto puesto (este domingo, ante México) y podía así abandonar la concentración: “El presidente de la FPF y el seleccionador nacional entienden que, ante la imposibilidad de ganar la Copa Confederaciones, deben liberar al jugador”, comentaba la nota.

Toda esta situación provoca que el crack tenga en vilo al Madrid y que el club no termine de dar el visto bueno a las salidas de Morata y James o a la llegada de Mbappé. En las oficinas del Bernabéu se confía en que Cristiano siga de blanco la próxima temporada. Sin ir más lejos, Florentino no se ha cansado de repetirlo en los últimos días: “Veremos lo que pasa, pero creo que Cristiano va a seguir aquí”. El presidente está pendiente de mantener una charla con el crack para tratar de aclarar la situación. Es probable que esa conversación se produzca en las próximas horas. A partir de ese momento, con la situación aclarada, el Madrid ya tendría vía libre para saber qué operaciones afrontar. En el caso de que finalmente Cristiano saliera, James y Morata tendrían más complicada su marcha y llegaría Mbappé. Por contra, si Cristiano continúa todos estos movimientos podrían tener un final distinto. Pero de momento, sólo Cristiano sabe cómo se solucionará el culebrón del verano.
Publicar un comentario