jueves, 29 de junio de 2017

Berlín rechaza de nuevo que Erdogan haga campaña en Alemania

Las autoridades alemanas no quieren que en su territorio nacional "se ventilen conflictos internos de otros países"


Enrique Müller
Berlín, El País
El Gobierno alemán rechazó este jueves una solicitud presentada por el Gobierno turco destinada a hacer posible que el presidente Recep Tayyip Erdogan pudiera participar en un mitin político con la comunidad turca que vive en Alemania, en el marco de la Cumbre del G20 que tiene lugar el 7 y 8 de julio en Hamburgo.


La negativa, que puede volver a provocar una crisis diplomática entre Alemania y Turquia, fue dada a conocer por el ministro de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel durante un encuentro con periodistas germanos en la ciudad rusa Krasnodar y fue confirmada, posteriormente en Berlín, por el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert.

“Tenemos una petición de Turquía donde comunican que el presidente Erdogan desea hablar con sus compatriotas al margen de la cumbre del G20 en Alemania”, dijo Gabriel. “Yo le he dicho a mi colega turco que nosotros consideramos que eso no es una buena idea”, añadió el ministro quien señaló que su posición había sido consensuada con la canciller Angela Merkel.

Gabriel también confirmó que el Gobierno alemán desea prohibir en Alemania cualquier acto de políticos extranjeros en los tres meses previos a la celebración de elecciones, con excepción de políticos de los países de la Unión Europea. “Nuestro país es un país abierto pero no tenemos la intención de que se ventilen en medio de nuestra población los conflictos internos de otros países”, insistió Gabtiel, en una clara referencia a la situación que existe en Turquía después del golpe de estado fallido contra Erdogan.

Poco después de que se conocieran las declaraciones de Gabriel en Krasnodar, el portavoz del Gobierno Steffen Seibert confirmo en Berlín, aunque de manera indirecta, la posición del Gobierno con respecto a la petición formulada por el gobierno turco. “Lo que ha dicho el ministro Gabriel lo ha consensuado con la canciller. Por lo tanto es la postura del Gobierno federal”, dijo, el portavoz citado por la revista der Spiegel.

Las relaciones entre Turquía y Alemania sufrieron u peligroso deterioro en el mes de marzo pasado, cuando el Gobierno impidió que políticos turcos pudieran hacer campaña en Alemania a favor del Sí en el referéndum turco que se celebró en Turquía el 16 de abril. La decisión de Berlín enfureció al propio Erdogan quien acuso al gobierno alemán de recurrir a “prácticas nazis” para impedir que politicos turcos viajaran a Alemania para promover el Sí.

Las relaciones entre los dos países volvieron a empeorar a causa de la detención en Estambul de un periodista germano-turco, acusado de hacer propaganda terrorista y por el veto de Ankara a que diputados alemanes visitaran a sus tropas en la base turco de Incirlik. Berlin aun no ha logrado obtener la libertad del periodista, pero decidió retirar a sus tropas de la base y aprobó su traslado a Jordania.
Publicar un comentario