sábado, 24 de junio de 2017

Al Jazeera mantendrá sus emisiones pese a que Arabia Saudí exige a Qatar su cierre

La cadena ve en la petición "un intento desesperado de silenciar un medio de comunicación independiente"

El País
Madrid
La cadena catarí Al Jazeera ha calificado de "intento desesperado de silenciar los medios de comunicación libres" y de reducir la libertad de opinión y prensa en Oriente Medio la petición de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto al Gobierno de Doha para que cierre la cadena televisiva si quiere que levanten el bloqueo con el que intentan aislar económica y políticamente el país. El grupo de comunicación ha divulgado una declaración escrita en la que se reafirma en su intención de seguir trabajando "sin ningún tipo de restricciones por parte de gobiernos o entidades".


"Al Jazeera mantendrá su misión de practicar el periodismo profesional haciendo caso omiso a las presiones ejercidas por los países de la región que tienen como objetivo silenciarla o cambiar su línea editorial independiente", asegura el comunicado, que considera la petición de los países que ejercen el veto sobre Qatar como un intento de "amordazar una voz independiente".

Los Requisitos conjuntos para Qatar, que los firmantes exigen que se cumplan en 10 días, incluyen la reclamación de que Doha se alinee "con otros árabes y del Golfo militar, política, social y económicamente, así como en asuntos financieros”. El contenido de la lista de peticiones no ha sido confirmado.

La cadena, no obstante, da por hecho que "el cierre de la red Aljazeera y sus canales está entre las demandas que han sido entregadas por los países participantes en el asedio a Qatar". El grupo denuncia que, entre las medidas que ya se están adoptando está el bloqueo de sitios web de esta cadena y de otros, el cierre de oficinas de la empresa en esos países y el veto al trabajo de sus corresponsales.

"Al Jazeera ha sido expuesta durante las dos últimas décadas a presiones y muchos abusos, sus periodistas han sido asesinados, torturados y encarcelados, y se hicieron varios intentos para ocultar sus sitios web y sus reportajes. Todo esto es debido a que Al Jazeera es un medio de comunicación que busca transmitir la imagen completa al espectador, resaltar los distintos puntos de vista y alinearse con las causas del ser humano y sus sufrimientos", reza el comunicado.

La cadena se reafirma en su propósito de mantener sus emisiones sin restricciones. "A pesar de estas invitaciones injustas a amordazar la voz independiente, la red de medios de comunicación Al Jazeera, con todos sus canales, permanecerá tal y como se han acostumbrado a ver los espectadores desde su creación hace 20 años, una fiable fuente de noticias que plantea las causas y los temas de interés del espectador de forma profesional y con análisis en profundidad. Al Jazeera mantendrá su misión de practicar el periodismo profesional haciendo caso omiso a las presiones ejercidas por los países de la región que tienen como objetivo silenciarla o cambiar su línea editorial independiente", insiste el comunicado.

La lista de peticiones para levantar el veto

1. Poner fin a las relaciones diplomáticas con Irán y cerrar sus misiones diplomáticas allí. Expulsar de Qatar a los miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán y romper con cualquier cooperación militar conjunta con Irán. Solo se permitirá el comercio con Irán que cumpla con las sanciones internacionales y de EE UU.

2. Cortar todos los lazos con las organizaciones terroristas, especialmente los Hermanos Musulmanes, Estado Islámico (ISIS, es sus siglas inglés), Al Qaeda y el Hezbolá de Líbano. Declarar formalmente terroristas a esos grupos.

3. Cerrar Al Jazeera y sus canales asociados.

4. Cerrar las medios informativos que Qatar financia, directa e indirectamente, incluidos Arabi21, Rassd, Al Araby al Jadeed y Middle East Eye.

5. Terminar de forma inmediata la actual presencia militar turca en Qatar y poner fin a cualquier cooperación militar conjunta con Turquía dentro de Qatar.

6. Cerrar todos los canales de financiación para individuos, grupos u organizaciones que hayan sido designados como terroristas por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto, Bahréin, Estados Unidos y otros países.

7. Entregar a los terroristas e individuos buscados por Arabia Saudí, EAU, Egipto y Bahréin a sus países de origen. Congelar sus haberes, y facilitar cualquier información deseada [por dichos países] sobre su residencia, movimientos y finanzas.

8. Acabar la interferencia en los asuntos internos de países soberanos. Dejar de otorgar ciudadanía a nacionales buscados de Arabia Saudí, EAU, Egipto y Bahréin. Revocar la ciudadanía catarí a quienes se ha naturalizado en contra de las leyes esos países.

9. Interrumpir todos los contactos con la oposición política en Arabia Saudí, EAU, Egipto y Bahréin. Entregar todas las fichas que detallen los contactos anteriores y apoyo de Qatar a esos grupos de oposición.

10. Pagar reparaciones y compensaciones por la pérdida de vida y otras pérdidas financieras causadas por las políticas de Qatar en años recientes. La suma se fijará en coordinación con Qatar.

11. Alinearse con otros países árabes y del Golfo militar, política, social y económicamente, así como en asuntos financieros, en línea con el acuerdo alcanzado con Arabia Saudí en 2014.

12. Dar aprobación a todas las exigencias en el plazo de diez días de que se entreguen a Qatar, o la lista quedará invalidada. (El documento no especifica qué harán los demandantes en caso de que Qatar rechace cumplirlas).

13. Aceptar auditorías mensuales durante el primer año tras la aceptación de las exigencias, y trimestrales durante el segundo. Durante los 10 años siguientes, Qatar será sometido a controles anuales.
Publicar un comentario