miércoles, 10 de mayo de 2017

Wilstermann deberá buscar estadio si supera la fase de grupos

La Paz, EFE
Wilstermann deberá buscar estadio para jugar de local si supera la fase de grupos de la Copa Libertadores debido al cierre del principal escenario deportivo de Cochabamba que será acondicionado con miras a los Juegos Sudamericanos 2018 que se disputarán en esa ciudad.


El estadio Félix Capriles será cerrado durante unos ocho meses desde el 15 de mayo por lo que el club evalúa jugar en La Paz u Oruro en caso de clasificar a los octavos de final, dijo hoy a Efe el presidente del Wilstermann, Grover Vargas.

"Estamos por decidir, aún no estamos clasificados formalmente, hay que esperar hasta el 24 de mayo", señaló Vargas.

En esa fecha, el Rojo cochabambino visitará al Peñarol uruguayo en Montevideo en la última jornada del Grupo 5, en la que se definirá qué equipos avanzarán a la siguiente fase.

Al mando del peruano Roberto Mosquera, los 'aviadores' ocupan el segundo lugar en la clasificación de su grupo con 9 unidades, una menos que el líder Palmeiras y dos más que el Atlético Tucumán argentino, tercero en la tabla.

Ya sin posibilidades de clasificar, el Peñarol va último con tres puntos.

El último partido que jugará el Wilstermann en el Félix Capriles antes de su cierre será este domingo ante el Blooming, en la decimoquinta jornada del torneo local.

Vargas informó que el equipo disputará el resto del campeonato en los estadios provinciales de Sacaba, a 13 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, y Quillacollo a 12 kilómetros.
Publicar un comentario