miércoles, 10 de mayo de 2017

¿Qué fue de Hugo Sánchez?: del Atleti a leyenda del Madrid

Madrid, AS
El delantero mexicano jugó en el Real Madrid entre 1985 y 1992 además de en el Atleti entre 1981 y 1985. Ganó cinco pichichis y se convirtió en todo un emblema de la Liga.
Con el ‘caso Theo’ nos vienen a la memoria otros jugadores ‘robados’ por el Real Madrid al Atlético. Uno de ellos fue el legendario Hugo Sánchez, que jugó en el Atlético entre 1981 y 1985 y vistió después la camiseta blanca desde el año 1985 al 1992 después de un traspaso puente. Sus goles al primer toque, su manera de celebrarlos, sus remates de chilena y su calidad le convirtieron en toda un emblema de la Liga española. Colgó las botas en 1997 y tras su paso por los banquillos, se le puede ver por los platos de televisión de programas deportivos en México.




Hugo Sánchez fue uno de los mejores jugadores de la década de los 80 en la Liga. Llegó a España procedente del Pumas de la UNAM, club en el que debutó como profesional en 1976, para jugar en el Atlético de Madrid. Con los rojiblancos empezó a demostrar su grandes dotes como delantero consiguiendo el título de ‘pichichi’ en la 1984-1985, temporada en la que el Atleti consigue el subcampeonato de Liga además del trofeo de Copa del Rey tras ganar en la final al Athletic con dos goles del mexicano. Con la elástica rojiblanca disputó un total de 111 partidos en los que llegó a anotar un total de 54 goles.

.

El Pumas de la UNAM como puente para su fichaje

Su fichaje por el Madrid fue maquillado utilizando como puente al UNAM por el miedo que había a la reacción de la afición rojiblanca, que aún lo tachó de pesetero. Así, el 4 de julio de 1895 el Atlético, en aquel entonces presidido por Vicente Calderón, traspasó al delantero mexicano al UCAM por 200 millones de las antiguas pesetas. Nueve días más tarde, el 13 de julio, el recién llegado a la presidencia del Real Madrid Ramón Mendoza firmó con Hugo y la UNAM un acuerdo por el que jugador pasa a ser del club blanco por 250 millones de pesetas. El mexicano fue presentado en el Bernabéu junto a Maceda y Gordillo el 19 de julio.
Hugo Sánchez ya llegaba enchufado al Madrid. El pichichi conseguido en la temporada anterior con el conjunto rojiblanco era solo un aperitivo de lo que vendría después: 282 partidos oficiales y 208 goles marcados le hicieron toda una institución en el Bernabéu. Su remate y efectividad le hicieron convertirse en uno de los mejores delantero de la historia del Real Madrid. Su primera temporada como jugador blanco se saldó con la Copa de la UEFA y el título de Liga, en la que se proclamó máximo anotador de la temporada con 22 tantos. A esto se le sumarían más tarde otros tres trofeos pichichis (sumó cinco en su carrera), cinco ligas consecutivas y la Bota de Oro.
Tras su gloriosa etapa en el Madrid, el ariete mexicano pasó por varios equipos como el América, Rayo Vallecano, con el que descendió a Segunda División, Atlante, FC Linz, Dallas o Atlético Cebaya. En 1997 decidió colgar las botas y tras años más tarde probó suerte en los banquillos. Dirigió al equipo que le vio debutar como futbolista, el Pumas de la UNAM, y más tarde, al Necaxa, al Almería y al Pachuca, dejando los banquillos en 2012.También fue internacional con la Selección de México, a la que llegó a dirigir tras retirarse como futbolista, disputó tres Mundiales (Argentina, México y Estados Unidos) y fue subcampeón de la Copa América 1993.
Hugo Sánchez dejó algunos récords en la Liga española. Igualó a Telmo Zarra en el registro de más goles anotados en una temporada, con 38 tantos en la temporada 1989-1990. Más tarde, ambos fueron superados por Cristiano Ronaldo con 41 goles en la 2010-2011 y por Messi (50 tantos) un año más tarde al portugués. Además, posee otro récord difícil de superar: los 38 goles que le hicieron ganar el pichichi en la 89-90 fueron al primer toque. 
Actualmente, el exjugador del Real Madrid y Atlético es comentarista televisivo en México. En España siempre quedará en el recuerdo su calidad, sus goles y su manera peculiar de celebrar los goles dando una voltereta cada vez que marcaba, acrobacia que le enseñó su hermana, gimnasta olímpica con México en Montreal 76. 
Publicar un comentario