lunes, 29 de mayo de 2017

Gobierno denuncia ante Aladi y OEA las vulneraciones por el paro chileno

La Paz, Erbol
El viceministro de Transporte, Galo Bonifaz, informó que mediante Cancillería se están enviado notas oficiales a la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y la Organización de Estados Americanos (OEA), para denunciar las vulneraciones al libre tránsito y los derechos humanos de bolivianos por el paro indefinido de aduaneros chilenos.
Desde la semana pasada, los funcionarios de aduana de Chile cumplen un paro en demanda de que su Gobierno atienda sus pedidos laborales. La medida de presión ha generado que 1.800 camiones bolivianos estén varados sin poder cruzar los controles en territorio chileno, según Bonifaz.


El viceministro indicó que ante la Aladi se denunciará la vulneración del Acuerdo Sobre Transporte Internacional Terrestre (ATIT) firmado en 1990.

Explicó que mediante una nota se está convocando a los países miembros de este convenio para denunciar que Chile no está cumpliendo con el libre tránsito y la solidaridad y reciprocidad que dispone el acuerdo. Destacó que Bolivia cumple con dar facilidades al comercio chileno, pero el país vecino no actúa de la misma manera.

Respecto a la OEA, Bonifaz señaló que se está enviando una nota al secretario general Luis Almagro para denunciar las vulneraciones a los derechos humanos de los transportistas bolivianos.

La autoridad boliviana cuestionó que Almagro por un lado se diga defensor de los derechos humanos, pero ahora no se pronuncia sobre los atropellos y condiciones extremas a las que son sometidos los choferes de Bolivia en Chile.

El dirigente de los transportistas, Gustavo Rivadeneira, denunció que en las carreteras chilenas los choferes bolivianos deben sufrir las inclemencias del tiempo, la falta de comida y la carencia de medicamentos.

El transportista Guido Montevilla manifestó que la impotencia y desesperación reina entre sus compañeros varados en Chile. Manifestó que se cortó la provisión de alimentos que solían dar pequeños minibuses y, además, los choferes están obligados a mantener sus vehículos encendidos para evitar su congelamiento.

Rivadeneira dijo que el paro de aduaneros chilenos tiene tintes políticos, puesto que la paralización de la actividad comercial sólo se siente en la frontera con Bolivia y no así en los límites que tiene Chile con Argentina y Perú.

Agradeció que el gobierno boliviano haya activado un plan para proveer de comida a los choferes afectados por el paro en Chile.
Publicar un comentario