viernes, 12 de mayo de 2017

Gabriel Taye, el niño de 8 años que sufría bullying y se suicidó

EEUU, AFP
El 24 de enero Gabriel Taye, de apenas 8 años, ingresó al baño de su colegio, no sabía que sería golpeado brutalmente por varios compañeros y que quedaría tendido en el suelo, inconsciente, durante cinco minutos.
En esa interminable tortura se burlaron de él, continuaron pateándolo e insultándolo, sin que pudiera escapar de ellos. Todo eso ocurrió hasta que un responsable escolar pudo detenerlos. Dos días después, se suicidaría.



Su madre, Cornelia Reynolds siempre sospechó que el pequeño Gabe había sufrido bullying y que atormentado decidió terminar con su vida. Pero no tenía ninguna prueba. Nada que pudiera conectar sus especulaciones con la muerte de su pequeño. Pero ahora, meses después de la pérdida, Cornelia busca respuestas tras conocerse el video que muestra cómo fue salvajemente herido en el interior del baño de la escuela de Cincinnati, Estados Unidos.

Fue en ese baño donde padeció la paliza que según su madre pudo conducirlo a colgarse con su propia corbata personalizada en su habitación, dos días después. Fue Cornelia quien lo encontró muerto. Pero recién hoy supo sobre esa golpiza. Pasaron cuatro meses desde entonces y la institución nunca le había dicho nada al respecto.

“Creo que no supo cómo decirme lo que estaba ocurriendo. Yendo a la enfermería o no queriendo ir a la escuela, era su forma de tratar de comunicarse conmigo. No quería decir ‘ma, alguien me está acosando’. Simplemente no supo cómo decírmelo“, explicó Cornelia.

Ayer, la oficina del sheriff Lakshmi Sammarco confirmó que reabrió la investigación para conocerse las circunstancias de la muerte de Gabriel. Eso sí, cuidará la identidad de los menores que golpearon a la víctima hasta que la investigación termine.
Publicar un comentario