sábado, 13 de mayo de 2017

Estudiantes ganó el clásico platense

Estudiantes cortó la sequía en el clásico platense: venció 1-0 a Gimnasia (Damonte, de cabeza), volvió al triunfo después de cuatro fechas y se prende en los primeros lugares de la tabla. El Lobo, que dio pelea, acumuló la cuarta derrota al hilo y Alfaro renunció a su cargo.

Olé
Se abrazan. Saltan, festejan. Suena el “un minuto de silencio”. Estudiantes está de fiesta en la cancha de Quilmes. Volvió a ganar después de cuatro fechas y lo hizo justo en el deby de La Plata: venció 1-0 a Gimnasia con un cabezazo de Israel Damonte y se coló en los primeros lugares de la tabla (en zona de clasificación a copas). Pero, además, dejó un arroyo de dudas en el Bosque, que sumó su cuarta derrota al hilo y puso en la cuerda floja a Gustavo Alfaro.


Los dos equipos brindaron un espectáculo entretenido a pesar de mal estado del campo de juego de la cancha del Cervecero. Difícil para poder jugar por abajo, por eso fue mucho lo que buscaron con pelota parada.

Estudiantes sufrió en varias ocasiones y el Lobo no pudo con el gigante de Andújar. El arquero del Pincha fue clave en el cero: salvó con gran atajadas su arco (un tiro libre de Alemán, un tremendo disparo de Farevelli y otro a Ramírez).

Del otro lado, Estudiantes también mostró lo suyo para aumentar la cuenta, con un inquietante Solari, con un movedizo Cascini y un Viatri siempre imponiendo presencia.

Pero fue el Pincha el que volvió a ganar el clásico de La Plata. El León mostró las garras ante el Lobo y se fue festejando la victoria que lo motiva pensando en el partido determinante que tendrá en Ecuador, contra el Barcelona, por la Copa Libertadores. Gimnasia tendrá que salir del pozo y resolver su futuro…
Publicar un comentario