viernes, 19 de mayo de 2017

El Madrid, en alerta: los cinco peligros del Málaga

Málaga, AS
Los de Zidane, que visitarán La Rosaleda con la necesidad de sumar un punto que les haga campeones, tienen motivos para no pecar de confiados.
Un punto, sólo un punto, separa al Real Madrid de recuperar, cinco años más tarde, el trono en España. El Málaga, su último escollo para conseguirlo, guarda más de una complicación con la que podría aguar la fiesta blanca.


El 'Efecto Míchel'

Míchel es la principal fortaleza malacitana. Le ha cambiado la cara al equipo, que pasó de la depresión a la alegría al poco de su llegada. Aun empezando con mal pie, perdiendo ante el Alavés (1-2), acertó a convertir a una plantilla que no había encadenado dos victorias seguidas en LaLiga en una que recibirá a los de Zidane tras acumular cuatro triunfos y un empate en los últimos cinco encuentros. Con el fantasma de Valdano pululando sobre el partido, no está mal echar la vista atrás: el argentino fichó por el Madrid habiendo hecho previamente de verdugo.
Michel González, entrenador del Málaga, celebró el segundo tanto, marcado por Jony, en el 2-0 de su equipo al FC Barcelona en partido de LaLiga Santander 2016-2017 disputado en La Rosaleda.

La despedida del mejor Sandro

Culé confeso, Sandro llegará al domingo con motivación de sobra para acercarle a su Barça lo que le alejó a inicios de abril. Y no es poca broma: ha cogido un vuelo imparable en el año de sus despegue, con 14 tantos y cinco asistencias. Si nadie lo evita, contra el Madrid dirá adiós a la afición malaguista, que en sólo una temporada ya le tiene por ídolo. Con tal panorama y creciendo los rumores de su salida al Atlético, se puede intuir que tendrá ganas de despedida, al menos de esta: nada que perder, mucho que celebrar.
Sandro Ramírez celebra el 1-0 del Málaga 2-0 Barcelona, partido de LaLiga Santander 2016-2017 disputado en el estadio La Rosaleda.

'Kameni Superstar'

Kameni tiene la importante habilidad de crecerse las noches en que más gente le mira. Buen ejemplo de ello es la ida frente al Barça, rival que se le da especialmente bien, cuando, en modo superhéroe, dejó a cero a los de Luis Enrique. En el Bernabéu, pese a la derrota, igualó gran actuación; de ahí salió a hombros la temporada anterior tras 14 paradas que valieron un 0-0 y, una vuelta después, salvó un penalti chutado por Cristiano en el 1-1 de La Rosaleda. Si tiene el día y no se lía con los pies o algo similar, tiene el desenlace del título en sus manos.

Un equipo casero

Al Málaga le ha ido mejor quedándose en casa que saliendo a ganarse las habichuelas fuera. 32 de sus 46 puntos (casi el 70%) de esta temporada los consiguió en La Rosaleda, donde ha marcado 32 goles, cerca del doble de los 17 como visitante. Además, ha encajado 23, por los 30 recibidos lejos de su estadio.
La afición del Málaga, en La Rosaleda.

El incentivo económico


Otro argumento es, cómo no, una prima económica. Pero no del tipo de la más comentada, la más morbosa, la que viene de un tercer clubel Málaga premia a sus jugadores con un extra en función de la cantidad de puntos obtenidos y el puesto conseguido. Otra razón para tomárselo más que en serio.
Publicar un comentario