lunes, 15 de mayo de 2017

Corea del Norte anuncia un nuevo tipo de misil

El cohete lanzado el domingo es un Hwasong-12 capaz ya de transportar ojivas nucleares, dice Pyongyang

Macarena Vidal Liy
Pekín, El País
El misil que Corea del Norte probó con éxito este domingo es de un nuevo tipo, de alcance intermedio y capaz de transportar cabezas nucleares. Así lo asegura el régimen de Kim Jong-un, a través de sus medios oficiales, que definen el cohete como “un sistema perfecto de armamento”.


Se trata, según la agencia de noticias KCNA, de un cohete tierra-tierra Hwasong-12, que recorrió 787 kilómetros y alcanzó una altura de 2.115 kilómetros antes de caer “en el punto preciso previsto”. El cohete se precipitó sobre el mar de Japón, a unos 500 kilómetros de la costa rusa. Esa localización había suscitado un comentario sardónico de la Casa Blanca, que en un comunicado de reacción al lanzamiento indicó que el presidente Donald Trump “no puede imaginar que Rusia esté muy complacida”.

Kim Jong-un supervisó personalmente el lanzamiento, precisa la agencia. El disparo tenía como objeto “comprobar las especificaciones técnicas y tácticas de este misil capaz de transportar una gran y potente cabeza nuclear”, indicó la agencia. Los medios oficiales norcoreanos han distribuido numerosas imágenes del lanzamiento, algo que solo hacen cuando el régimen declara el éxito de una prueba.

Los expertos están de acuerdo en que el lanzamiento parece marcar un avance en el programa de armamento norcoreano. El misil voló durante casi media hora, mucho más que otros cohetes probados con anterioridad. Su alcance también parece superior al de otros proyectiles previos.

El lanzamiento “representa un nivel de logro nunca visto antes en un misil norcoreano”, escribe el ingeniero aeroespacial John Schilling en la página especializada 38 North. El cohete “hubiera recorrido una distancia de cerca de 4.500 kilómetros si se hubiera lanzado para alcanzar su máxima trayectoria”

Corea del Norte “parece haber demostrado (que cuenta con) no solo un misil de alcance intermedio que les puede permitir alcanzar con confianza la base estadounidense de Guam -en el Pacífico-, sino que, algo más importante, (el lanzamiento) puede representar un avance sustancial para el desarrollo de un misil balístico intercontinental”, agrega Schilling.

Podría tratarse, según este experto, de uno de los nuevos modelos de misiles que Corea del Norte exhibió en su desfile militar del 15 de abril en el centro de Pyongyang, una versión más reducida del KN-08, un prototipo de cohete intercontinental.

El lanzamiento parece una respuesta a la investidura del nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-in, que defiende la apertura de un diálogo con Pyongyang mientras se mantienen las sanciones contra el programa de armamento nuclear y balístico de ese país.

La meta de ese programa es lograr bombas nucleares lo suficientemente reducidas, y misiles con el alcance suficiente, para poder lanzar un cohete con una cabeza atómica capaz de alcanzar territorio continental estadounidense. Kim Jong-un ha prometido probar este mismo año un misil con esas características, algo a lo que Trump ha replicado que “¡no ocurrirá!”

El mando del Pacífico de Estados Unidos, con base en Hawai, ha descartado que la prueba del domingo utilizara un misil intercontinental.

La prueba de este misil era la décima de Corea del Norte en lo que va de año. La aceleración de estos ensayos, y la aparente determinación de Pyongyang por lograr su objetivo lo antes posible ha extremado las tensiones en la península coreana en los últimos meses. Estados Unidos ha asegurado que va a intentar poner fin al programa de armamento de su oponente por todos los medios posibles: “todas las opciones están sobre la mesa”, ha declarado su secretario de Estado, Rex Tillerson.

“Si Estados Unidos intenta provocar a Corea del Norte, no escapará del mayor desastre de la historia”, ha declarado Kim Jong-un en el lanzamiento del domingo, según la KCNA. “Su territorio continental y sus operaciones en el Pacífico están al alcance de Corea del Norte y este país tiene los medios para un ataque de represalia”.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto reunirse este martes para tratar el nuevo lanzamiento, a petición de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón.
Publicar un comentario