jueves, 1 de diciembre de 2016

Los médicos temen el riesgo de infección en los heridos

Colombia, AS
Los otros cinco heridos evolucionan bien. Algunos medios especulan con la posibilidad de que Ruschel quede parapléjico, pero no está confirmado.
Los seis pasajeros rescatados con vida del avión que trasladaba a la Chapecoense desde Bolivia a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana evolucionan satisfactoriamente, aunque en las últimas horas se ha sabido que Jakson Follmann podría sufrir una nueva amputación debido a las heridas sufridas en el momento del impacto de la aeronave.




Los médicos ya tuvieron que amputarle la pierna derecha a la altura de la rodilla a las pocas horas de llegar al hospital de Medellín y ahora podría perder el pie izquierdo debido a las lesiones musculares y vasculares. Según el club brasileño, el portero de 24 años sufre múltiples abrasiones en esa zona. Follmann se encuentra entubado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Vicente, pero respira con normalidad.

Alan Ruschel es otro de los jugadores que sobrevivieron al accidente de avión de la aerolínea Lamia. El lateral fue operado de la columna y sufre una lesión que podría dejarle tetrapléjico, según publica Globoesporte. Aunque el club descarta esa posibilidad.

El futbolista que mejor está evolucionando es Neto. Fue el último pasajero al que rescataron con vida y llegó al hospital con lesiones en el cráneo. En este momento tiene buenas condiciones circulatorias y neurológicas. Debe ser operado de otras lesiones en las extremidades, pero su vida no corre peligro.

El periodista Henzel tiene costillas rotas y lesiones en los brazos y piernas. También tiene afectado un pulmón, pero evoluciona bien y respira normalmente.

La azafata Ximena Suárez y el tripulante Erwin Tumiri son los dos supervivientes que mejor estado presentan. Ninguno de los dos corre peligro.

Preocupan las infecciones en los heridos
A pesar de las buenas noticias, la mayor preocupación de los servicios médicos es contener el riesgo de infecciones en los heridos. “La mayor preocupación, en relación a los supervivientes, es el respeto al peligro de infección ya que los heridos presentan un alto nivel de contaminación en las heridas y abrasiones”, se puede leer en el comunicado del club.
Publicar un comentario en la entrada