jueves, 1 de diciembre de 2016

Emotivo adiós de la afición de Nacional: "Vamos, vamos Chape"



Medellín, AS
El Atanasio Girardot replicó en mayor escala el sentimiento de solidaridad de los colombianos por las víctimas de Chapecoense. Emotivo homenaje.
Estamos contigo. Fuerza hermanos. Campeones para siempre. El fútbol no tiene fronteras. Inmortales…Tanto sentimiento junto en banderas, carteles, y camisetas con la firma del corazón colombiano para las 71 víctimas del avión de Chapecoense. Futbolistas, tripulantes, periodistas y dirigentes, todos con su recuerdo presente en la ceremonia del Atanasio Girardot.



Las 40 mil personas que acompañaron el homenaje de blanco conmovieron por su solidaridad. Flores, cánticos de tribuna con mensajes de promesas de memoria eterna. “Eh vamos, vamos Chape, vamos vamos Chape”, que corearon todos entre palmas y algunas lágrimas.

"Nuestro apoyo y solidaridad Club Chapecoense. Hoy es un momento para la reflexión. Sino tenemos clubes rivales no hay fútbol. Todos queremos la unión en el fútbol. Nos queda una responsabilidad que es representar en el Mundial de Clubes al pueblo de Colombia, de Brasil y de Suramerica", dijo el presidente de Atlético Nacional, Juan Carlos De la Cuesta.

Fue un gesto de unión con origen espontáneo que acercó también a los jugadores de Atlético Nacional y su cuerpo técnico en uno de los momentos más emotivos. De negro y con ramos de flores saltaron a la cancha.

El técnico Reinaldo Rueda expresó ante todos que "Siempre fuimos hinchas del fútbol brasileño, de ese que hace Chapecoense, de ese que hace Atlético Nacional. Nuestro corazón está arrugado. Nuestro abrazo fraterno para todos. Siempre estará en nuestros corazones este Chapecoense de Danilo, Gil, Ananías, Kempes, Cleber."

Ampliar
Reinaldo Rueda participó de la ceremonia. Mauricio Dueñas Castañeda (EFE)
Silencios, ofrendas de flores en los arcos del estadio, notas marciales, velas y abrazos arroparon esta noche del 30 de noviembre. "Hoy somos un solo color, el blanco", anunció la voz oficial de la ceremonia.

"Muchas gracias Colombia por esta luz en la oscuridad.Nunca olvidaremos como los colombianos sintieron como suyo este terrible desastre que interrumpió el heróico sueño de Chapecoense. Es una emoción muy grande escuchar este himno que ustedes compusieron para estos brasileros (...) En toda mi vida no he sentido una emoción semejante", reiteró en su discurso el canciller brasileño José Serra.

La esperanza se coló entre el dolor por la tragedia. Este vínculo será para siempre. “Uma nova família nasce” registró otra bandera, una de los pocas en portugués. La suma de todos esos mensajes le envió un grito al mundo: Colombia y Chapecoense un solo corazón.
Publicar un comentario en la entrada