miércoles, 16 de noviembre de 2016

Un documento filtrado revela que el Reino Unido no tiene una estrategia definida para salir de la Unión Europea

El informe, elaborado por un asesor de la Oficina del Gabinete, da cuenta de un panorama caótico con relación al Brexit. El gobierno de Theresa May desmintió haber encargado el estudio. “No reconocemos las afirmaciones recogidas en él”, sentenció

Infobae
El Reino Unido carece de una estrategia clara para salir de la Unión Europea y las divisiones en el Gabinete de la primera ministra, Theresa May, podrían atrasar la definición de una posición negociadora, según un informe divulgado por el diario The Times.


El documento, elaborado por un asesor de la Oficina del Gabinete, da cuenta de un panorama caótico. Según consigna, May estaría tratando de controlar todos los asuntos claves del Brexit por sí misma, mientras que sus ministros se encuentran divididos.

"La primera ministra está adquiriendo rápidamente una reputación de tomar decisiones y abordar los detalles ella misma, lo que probablemente no será sostenible", indica el documento, con fecha del 7 de noviembre, publicado este martes por The Times.

"Podrían pasar seis meses antes de que exista una percepción clara de las prioridades para la estrategia de negociación (con la Unión Europea), a medida que evoluciona la situación política en Reino Unido y la Unión Europea", señala el reporte titulado "Actualización sobre el Brexit".

Según el informe, los funcionarios británicos tienen que hacer frente a cerca de 500 proyectos relacionados con el Brexit y se podrían necesitar unos 30.000 funcionarios más para tratarlos, indica The Times.

La oficina de la primera ministra aseguró: "Este no es un reporte del Gobierno y no reconocemos las afirmaciones recogidas en él". Por su parte, el secretario de Transportes, Chris Grayling, señaló a Sky News: "No he visto ninguna prueba de la clase de divisiones mencionadas".

La libra esterlina se depreció hasta un 1,3 por ciento a, 87,07 peniques por euro, tras la filtración del documento, antes de recuperarse hasta 86,92 peniques. La moneda británica también perdió hasta 0,5 por ciento contra su par estadounidense, a 1,2417 dólares.
Publicar un comentario en la entrada