lunes, 21 de noviembre de 2016

Los médicos aseguran que Santos “goza de buena salud” y descartan una recaída en el cáncer

"No tengo metástasis ni tumor, lo que encontraron es un rezago mínimo de antígeno prostático", ha asegurado el presidente de Colombia


J. LAFUENTE
Bogotá, El País
Los médicos de Juan Manuel Santos han asegurado este lunes que el presidente de Colombia "goza de buena salud y no tiene limitación para el ejercicio de sus funciones", después de los exámenes médicos que se le realizaron la pasada semana en Estados Unidos ante un incremento en el antígeno prostático que se le había detectado previamente en Colombia. "Los exámenes practicados muestran que no tengo ni metástasis ni tumor. Lo que los médicos encontraron es un rezago mínimo", ha asegurado Santos, quien recibirá un tratamiento de medicamentos y una única sesión de radioterapia para prevenir los efectos secundarios de la medicina.


"Este tratamiento, tal y como lo han señalado los médicos, no afecta para nada a mi actividad cotidiana ni personal ni profesional, los médicos me han recomendado hacer mucho deporte y dormir bien, son muy buenas noticias. La familia está muy contenta", ha celebrado el mandatario a la salida de la Fundación Santa Fe de Bogotá, la clínica de la capital colombiana donde se le fue diagnosticada la anomalía.

"Todos los hallazgos encontrados hasta la fecha nos permiten afirmar que, a pesar de esta anomalía (recurrencia bioquímica del cáncer que tuvo), el señor presidente goza de buena salud y no tiene ninguna limitación en el ejercicio de sus funciones", asegura el parte médico firmado por el doctor Adolfo Llinás.

Al mandatario colombiano se le detectó el tumor en la próstata durante un viaje a la Asamblea General de Naciones Unidas en 2012. Entonces, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente y se le practicó una prostatectomía radical. “Me quitaron como 19 o 20 ganglios [quiste pequeño] y en todos hicieron exámenes y no hay rastros de cáncer en ninguno, o sea que estoy totalmente curado”, afirmó entonces Santos al salir del hospital.

En su momento, el médico personal de Santos aseguró que no había “ninguna incapacidad. Es un tumor localizado, que no requiere tratamientos incondicionales de radio o quimioterapia”. Santos ordenó que su historial clínico fuese público para disipar cualquier tipo de duda o rumor sobre su estado de salud y aseguró: “A cualquiera le puede pasar”.
Publicar un comentario en la entrada