miércoles, 23 de noviembre de 2016

El City empata en Alemania y le sirve para clasificarse

El Borussia Monchengladbach empezó ganando con un gol de Raffael pero Silva empató el partido y dio el pase a los de Guardiola como segundos de grupo.

Aimara G. Gil
As
El Mönchengladbach tenía muy claro cómo afrontar el partido ante el Manchester City. Los alemanes, defendiendo muy juntitos, aprovechaban los huecos para hacer daño a los ingleses cuando robaban. Las primeras fueron de los de Guardiola, pero sin llegar a inquietar a Sommer. Mientras, el Gladbach avisaba con tres remates consecutivos de Johnson, Stindl y de nuevo Johnson.


Los minutos pasaban con el dominio del City, pero sin peligro. Sterling tuvo el primer remate a puerta de los ingleses en el 22’. Fue el preludio del primer tanto del encuentro. En un balón largo, Stindl le ganó el balón a Stone, se fue por la banda y centro. Allí, en el corazón del área Raffael, totalmente sólo, mandó el balón al fondo de la red.

El tanto aceleraba el juego de los de Guardiola y reforzaba la idea germana. La reacción inglesa no se hizo esperar y tuvo que aparecer Sommer para evitar el gol de Gundogan tras un gran tiro desde la frontal después de un córner. Pero el Gladbach no estaba muerto. Al revés. Cada error inglés lo pagaba. Un saque en corto de Bravo lo robó Wendt que se internó en el área y a punto estuvo de batir a Bravo.

Insistía e insistía el City, pero no encontraba los caminos a Sommer. Entoces el partido se empezó a torcer para los de Schubert. Antes del descanso, Traoré tuvo que ser sustituido por lesión y, cuando los germanos ya pensaban en irse a vestuarios, llegó la conexión inglesa. Gundogan conectó con Sterling, este dio el pase al hueco a De Bruyne para que el belga asistiese a Silva que puso las tablas en el descuento.

Tras la reanudación, el partido bajó el ritmo. El City salió enchufado tras lograr el empate y marcó, pero anulado por fuera de juego. Acto seguido, Stindl vio la segunda amarilla y dejó al Gladbach con diez. Habían pasado cinco minutos de la segunda parte. Y, cuando parecía que el City tenía todo de cara, Fernandinho también vio la segunda amarilla y ambos equipos se quedaron con uno menos. La balanza de igualó y el partido bajó enteros. Ambos entrenadores tuvieron que hacer cambios para equilibrar sus equipos. Raffael y De Bruyne tuvieron sendas ocasiones para cada equipo.

Con el paso de los minutos, los alemanes le dieron el balón al City y dieron por bueno el empate y juntaron líneas. Los de Guardiola dominaban, pero no llegaban y así los minutos fueron pasando prácticamente ocasiones. Un punto más para el Manchester City que logra el pase a octavos…
Publicar un comentario en la entrada