sábado, 5 de agosto de 2017

El Bayern conquista la Supercopa ante el Dortmund en penaltis

Se llegó al final del partido con 2-2 y Bartra erró el penalti decisivo en el sexto lanzamiento de los suyos. Primer título del año para los de Ancelotti.


Quique Rubio
As
El Bayern se llevó el primer título de la temporada en Alemania en la tanda de penaltis ante un Dortmund que se llegó a adelantar hasta en dos ocasiones. Pulisic aprovechó un error de Javi Martínez para hacer el primero, Lewandowski empató poco después y, ya en la segunda parte, Piszckez en propia meta hizo el 2-2 tras el tanto de Aubameyang. Ya en la tanda de penaltis, y después de seis lanzamientos por cada equipo, Bartra falló el que daba el título al equipo de Ancelotti. Respira así el técnico italiano tras una irregular pretemporada.


El encuentro comenzó con un Dortmund presionante. Con la defensa prácticamente en campo contrario, impedía la habitual buena circulación de balón de un Bayern que perdía demasiados balones antes de hacer daño a Burki. Eso lo aprovechó Pulisic para adelantar al Dortmund. El joven extremo estadounidense fue más listo que el español Javi Martínez, le robó un balón sin aparente peligro y batió al Ulreich (Neuer estaba lesionado) con tranquilidad. El tanto dejó tocado por un momento al equipo de Ancelotti, que no sabía cómo llegar al área rival. Fueron los peores minutos del campeón germano pero, como un gigante que es, despertó. Y lo hizo intentando pillar la espalda a la adelantaba defensa del Dortmund. En una de esas intentonas, encontró el premio. Kimmich, desde el lateral derecho, aprovechó el carril para llegar a línea de fondo y dar el pase de la muerte a Lewandowski. El polaco, que no perdona este tipo de acciones, marcó a placer a Burki para poner de nuevo el empate.

Con ese 1-1, el Bayern comenzó a recuperar sensaciones. Ribèry empezó a asomar entre líneas, Müller hacía daño con su movilidad y Kimmich demostraba que da igual el puesto en el que juegue, siempre brilla. Precisamente, en un centro del internacional germano pudo llegar el segundo, pero el testarazo de Müller se encontró con la base del poste y se marchó fuera. El Dortmund estaba tocado y sólo Dembélé parecía buscar la portería contraria, aunque con más corazón que cabeza. De hecho, en el tramo final un nuevo cabezazo, esta vez de Tolisso a pase de Rafinha, metió el miedo en el cuerpo al Dortmund, aunque su remate se marchó ligeramente desviado. Ahí prácticamente murió la primera mitad.

Final de infarto; decidieron los penaltis

Tras el paso por vestuarios, Bosz movió ficha en el Dortmund. Retiró a un Dahoud que pecó por su falta de experiencia y dio entrada a un Rode más maduro que aportaba más músculo en la medular. El cambio se notó de inicio y la banda diestra del ataque del Bayern dejó de ser una autopista por la que circulaba Kimmich sin nadie que le siguiese. El choque se fue endureciendo con el paso de los minutos. Pese a ser el primer partido de la temporada en Alemania, ambos conjuntos iban al límite. Eso se tradujo en una segunda parte menos vistosa que la primera y los piques entre jugadores de uno y otro equipo fueron en aumento. Los parones hacían que ninguno de los dos conjuntos cogiesen el ritmo que necesitaban. Ancelotti hizo un par de cambios. Se marchó un desastroso Javi Martínez y entró en su lugar Sule. También se fue Müller, que fue de más a menos, y Coman ocupó su lugar. Sin embargo, las decisiones del técnico italiano no le hicieron ningún bien a los suyos. Al menos de inicio. Más bien lo contrario y, tres minutos después, llegó 2-1 para el Dortmund. Dembélé, de los mejores del partido, vio el desmarque del velocista Aubameyang, lo encontró con un pase milimétrico y el gabonés batió a Ulreich con un sutil toque con el que levantó la pelota ante la salida del portero.

Todo apuntaba a que el Dortmund se llevaría el primer título del curso en Alemania, pero una jugada afortunada para el Bayern en los instantes finales le dio el empate. Falta lateral que remató al larguero Lewandowski y, tras varios rechaces, Piszczek se marcó el 2-2 en propia meta. Apenas quedaban cinco minutos para el final y ahí murió el partido en sus 90 minutos. Nos tocaba ir a la tanda de penaltis. En ella, la igualdad fue la nota predominante. En los primeros cinco lanzamientos de cada equipo, fallaron uno cada uno (Kimmich para el Bayern y Rode para el Dortmund). Pero en el sexto, Sule acertó para el Bayern y Bartra erró para el Dortmund, dando el título a un Ancelotti que respira después de una pretemporada un tanto irregular de los suyos.
Publicar un comentario