viernes, 11 de agosto de 2017

Defensa civil activa despliegue aéreo para sofocar voraz incendio en Tarija

Tarija, Erbol
El gobierno a través del Ministerio de Defensa desplegó este viernes vuelos aéreos para echar agua y sofocar el voraz incendio que afecta a cientos de hectáreas de bosque en la cuesta de Sama en el departamento de Tarija. En forma paralela desplazó brigadas para salvar la toma de agua que provee a la ciudad capital y comunidad aledañas.
El ministro Reymi Ferreira llegó a la ciudad de Tarija para encabezar el operativo, desplegando toda la capacidad militar y en coordinación con el Gobierno Departamental, atacar el incendio que al principio parecía inofensivo, pero que con el pasar de algunas horas se convirtió incontrolable.


“Por el lugar terrestre donde se encuentra el fuego el trabajo ya es poco efectivo y por eso a partir de ahora empieza el apoyo con helicóptero Bambi Bucket”, dijo. La primera prioridad de la emergencia es preservar la toma de agua que podría poner en riesgo la provisión a la ciudad, la segunda es atacar al corazón del fuego y luego otro equipo entrará a la parte interna del bosque.

Explicó que el helicóptero tiene una capacidad de transporte de 500 litros y el avión Súper Puma puede llevar 1.600 litros. Los vientos aún son fuertes y avivan las llamas que amenazan las viviendas aledañas.

Se prevé que en horas de la tarde llegará un Hércules con un contingente de 90 efectivos del SAR y bomberos de la Policía Boliviana especializados en incendios forestales. El incendio comenzó el miércoles y estuvo a punto de ser controlado el jueves, pero corrientes de viento activaron esta madrugada los focos de calor.

Ferreira afirmó que no hay víctimas humanas, salvo un efectivo policial afectado por el incendio pero que fue evacuado a un centro de salud.

La autoridad no precisó la cantidad de hectáreas afectadas y espera que no se repita lo de 2015 cuando se quemaron más de 2500 hectáreas.

Precisó que por ahora trabajan unos 300 militares de la guarnición de Tarija, 100 de parte de la gobernación, otra cantidad del gobierno municipal y unos 300 comunarios que trabajan la base de la serranía.

Una visita de radio Aclo de la red Erbol reportó la preocupación de los habitantes de las comunidades Erquis Ceibal, serranía de Sama, Tucumillas, Rincón de la Victoria, San Pedro, San Andrés que lucen grandes columnas de fuego.

Un dirigente de la Subcentral Lazareto expresó su temor porque el fuego baja desde los cerros hacia las comunidades y lugares donde viven los animales.

Entre tanto en la ciudad se desplegó una campaña para exhortar a la población a usar barbijos contra el humo y la ceniza, y optimizar el agua potable.
Publicar un comentario