sábado, 5 de agosto de 2017

Condenado por fraude el exdirectivo farmacéutico más odiado de EE UU

Martin Shkreli se enfrenta a 20 años de cárcel por haber inflado el precio de un medicamento en un 5.455%

Amanda Mars
El País
Se le conoce como el ejecutivo más odiado de Estados Unidos, un título disputado en el reino de los tiburones financieros, y se enfrenta a hasta 20 años de cárcel. Un tribunal de Nueva York ha condenado por fraude y conspiración al exdirectivo farmacéutico y exgestor de fondos de alto riesgo Martin Shkreli, por haber inflado en un 5.455% el precio de un medicamento para curar la toxoplasmosis, una enfermedad que ataca sobre todo a embarazadas y enfermos de sida. Shkreli, de 34 años, había sido arrestado en diciembre de 2015 tras una larga investigación del FBI.


Los fiscales federales acusaban a Shkreli de haber mentido y defraudado a los inversores de los fondos que gestionaba. El Tribunal del barrio neoyorquino de Brooklyn, que ha llegado a un acuerdo tras cuatro semanas de juicio y cinco días de deliberaciones, ha declarado finalmente culpable al exdirectivo de Turin Pharmaceuticals de tres de los ocho cargos de los que estaba acusado y lo ha exculpado de cinco delitos de conspiración, incluido el saqueo de Retrophin, su laboratorio biofarmacéutico.

Aunque aún no se sabe cuántos años de cárcel tendrá que cumplir finalmente, el abogado presentó el veredicto como algo cercano a una victoria, ya que su defendido podría evitar ir a prisión o recibir una pena “mucho menor” que la contemplada por la Fiscalía. El propio Shkreli lo celebró a la salida del juzgado —“Hemos sido absueltos de los cargos más importantes”, dijo— y tan solo una hora después, de vuelta a su apartamento de Nueva York, comentó la jugada a través de su canal de Youtube. “Esto ha sido una caza de brujas de proporciones épicas”, había afirmado antes.

Shkreli, hijo de inmigrantes albaneses, fundó su primer fondo de inversión con 21 años. En 2012, creó Retrophin Pharmaceuticals, una compañía dedicada al tratamiento de enfermedades raras. A los dos años sus acciones se habían revalorizado de 3 a 20 dólares. Vendió su participación y abrió Turing Pharmaceuticals. En 2015 la empresa compró Daraprim, un fármaco usado contra la toxoplasmosis. El precio de las pastillas se disparó de los 13,5 dólares (11,5 euros) a los 750 dólares (637 euros) de la noche a la mañana. La prensa lo bautizó como el hombre más odiado de Estados Unidos.
Publicar un comentario