domingo, 13 de agosto de 2017

Aquest any, tampoc

Santi Giménez
El problema no es que Neymar no esté. El problema es que el Real Madrid juega mejor al fútbol que el Barça. El problema no está en la delantera, el problema está en el centro del campo. El problema no está en la comparación de Cristiano y Messi, está en la cocina y en los que les abastecen de balones. El problema no es el portero, el problema es que les fusilan. El problema es que hay un problema y no lo ven.


El problema está en que o el Barça hace un ejercicio de humildad y reconoce que está hoy por hoy por debajo del Real Madrid y empieza a construir un proyecto desde la base sin tener un ataque de pánico o el futuro es tremendo.

Lo fácil tras el descalabro ante el Madrid sería empezar a fichar, pero eso no arreglará nada. Hay que pasar el duelo, volver a las esencias y empezar a construir un equipo desde la base, aunque eso conlleve una temporada en blanco. Es un momento para reflexionar y volver a las esencias de la cantera. Aceptar que este Barcelona no está ya a la altura de sus competidores y reconstruir lo que les hizo grandes. El problema es (me temo) que va a pasar lo contrario y se va a buscar fuera un maquillaje contracultural a base de millones que puede servir para dar la cara puntualmente, pero no construirá un proyecto sólido. La solución está en casa y con paciencia. Pero esta es una cualidad que brilla por su ausencia en una entidad enloquecida que empieza la temporada bajo la antigua premisa del nuñismo, esa que en agosto dictaminaba tras el primer partido en el Camp Nou eso de que “aques any, tampoc”
Publicar un comentario