martes, 11 de julio de 2017

Vicepresidente dice que Mesa se aferra a la estética republicana, racista y clasista

Carlos Mesa calificó como dos 'engendros' la construcción de la Casa del Pueblo y la ampliación de la Asamblea Legislativa.

ANF
Para el vicepresidente Álvaro García Linera, el expresidente Carlos Mesa, tiene una concepción "estrecha” de la estética por calificar como dos "engendros la Casa del Pueblo y la ampliación de la Asamblea Legislativa. Aseguró que la exautoridad se aferra a un estilo "republicano, racista, clasista y excluyente”.


"Esa es su concepción estrecha de la estética que tiene. (…) no hay un parámetro estético universal. Lo importante es que la estética a la que él (Mesa) se aferra (es) a la estética republicana, racista, clasista y excluyente está siendo sustituida por un espacio público y por una nueva estética plurinacional”, declaró el Vicepresidente.

En su "blog" personal, Mesa criticó la construcción de los dos edificios. "Las dos nuevas construcciones, verdaderos engendros especialmente por su desmesurado tamaño, no son sólo una respuesta a necesidades funcionales, son la afirmación de una idea. El Estado Plurinacional será recordado "por siempre” a través de los dos símbolos físicos de su paso por la historia y del poder que los representa”, señaló.

García Linera argumentó que todo proceso revolucionario que transforma las condiciones de vida de un país "deja un conjunto de símbolos duraderos” que es una expresión de los nuevos espacios de democratización.

En ese contexto, dice que en la época republicana había una sociedad elitista, por lo tantos sus espacios públicos tenían toda la estética elitista de la clase social dominante; pero con la democratización de la revolución del 52 o con el denominado proceso de cambio del gobernante MAS se construyen nuevos espacios de mayor participación estética.

"El argumento esgrimido por nuestros gobernantes es que los actuales edificios que albergan al Ejecutivo y al Legislativo han quedado pequeños y están desbordados, lo que es rigurosamente cierto. Pero queda claro que la ampliación de ambos espacios no consideró ni por un segundo adecuarla a dos premisas: la armonía arquitectónica con el entorno y el respeto a la proporción de las edificaciones existentes en su contexto urbanístico. ¿Por qué? ¿Porque quienes ejercen el poder carecen de sensibilidad artística? ¿Porque desconocen la importancia de preservar un legado que es además un fuente potencial de atractivo turístico? No, la respuesta es ideológica”, argumenta el expresidente Mesa.

Pero el Vicepresidente sostiene que "La estética republicana a la que se aferra tanto Carlos Mesa es una estética construida sobre los espacios indignas y la expulsión y la destrucción de los espacios y la estética indígena”; pero que ahora siendo el indígena el sujeto histórico más importante desplaza los espacios públicos y simbolismos de la República.

El diputado Amilcar Barral (UD) comparte el calificativo que Mesa le dio a la construcción de ambos edificios, dijo que "son horribles” y que rompen todos los criterios arquitectónicos, estéticos e históricos en La Paz.

Interpreta que la decisión del Ejecutivo y Legislativo tiene que ver con una decisión política para dar "comodidad” al presidente Evo Morales y a sus colaboradores, sin tomar en cuenta que existen otras necesidades en el país más apremiantes que dos edificios millonarios.
Publicar un comentario