jueves, 13 de julio de 2017

Un muerto y diez heridos tras la muerte de un mafioso en la India

India, AFP
Las autoridades indias mantienen hoy bajo toque de queda el pueblo de un mafioso en Rajastán (noroeste) después de que al menos una persona muriera y decenas resultaran heridas en disturbios provocados por la comunidad Rajput, que demandan una investigación sobre la muerte del criminal.
El subdirector general de Policía, N. Ravindra Kumar, indicó a Efe que los incidentes ocurrieron ayer en Saanvrad, el pueblo de Anandpal, un mafioso con 38 causas abiertas, entre ellas asesinato y extorsión, fallecido el 24 de junio en un enfrentamiento con la Policía.


“28 policías han resultado heridos por la violencia (…), muchos de ellos con fracturas múltiples al ser apaleados; un civil ha muerto y 4 han resultado heridos”, explicó Kumar.

Según el responsable policial, entre 25.000 y 30.000 personas protestaron ayer en Saanvrad en demanda de una investigación federal sobre las circunstancias del fallecimiento de Anandpal, después de que su familia y miembros de su comunidad afirmaran que murió en un “falso enfrentamiento”.

“De pronto la muchedumbre se volvió violenta y entre 3.000 y 4.000 personas empezaron a destruir la vía ferroviaria”, narró Kumar, al explicar que entonces la Policía dispersó a la gente con gases lacrimógenos.

Añadió que el responsable policial de la zona fue hasta el lugar, donde resultó herido y su vehículo incendiado; además tres armas, incluida un fusil de asalto AK-47, han sido sustraídas a la Policía.

Las autoridades declararon el toque de queda en Saanvrad y en tres distritos se ha interrumpido el servicio de internet.

Los incidentes se produjeron en medio de la negativa de la familia a incinerar el cadáver del mafioso en demanda de una investigación federal.

Kumar explicó que el mafioso fue abatido en un enfrentamiento con la Policía en el que tres agentes resultaron heridos, uno de ellos aún en estado crítico en el hospital.

Afirmó que la familia de Anandpal inicialmente tardó una semana en recoger el cuerpo y que desde entonces lo ha mantenido en casa negándose a cremarlo.

Agregó que la Comisión estatal de Derechos Humanos ha ordenado cremar el cuerpo y si la familia no lo hace entonces la Policía deberá tomar el cuerpo y proceder a hacerlo.
Publicar un comentario