viernes, 14 de julio de 2017

"Si despierta no podrá pensar, comer, hablar ni reconocernos"

La falta de oxígeno podría haber sido el motivo de que gran parte de su cerebro no funcione. Su hermano Abderrahim ha anunciado que, según los médicos, no volverá a ser el mismo.

Iván Cordovilla
As
El Ajax ha confirmado una de las peores noticias que podía esperar el mundo del fútbol. Abdelhak Nouri, futbolista que se desplomó mientras jugaba un amistoso contra el Werder Bremen por una arritmia cardiaca, sufre un daño cerebral severo y permanente.


Tras caer al suelo, el joven talento fue asistido por los servicios médicos sobre el césped, que pudieron reanimarle y llevarle al hospital en helicóptero. Desde el sábado, el Ajax ha ido informando a través de su página web y sus redes sociales de los progresos. Se le mantuvo en coma inducido para, primero, inspeccionar su corazón y después su cerebro.

Pronto se confirmó que su corazón funcionaba normalmente y sin ninguna anomalía. Sin embargo, ya avisaba el propio club, esto no significaba nada acerca de su recuperación global hasta que se le pudiesen hacer pruebas en el cerebro.

Tristemente, el Ajax anunció ayer que una gran parte de su cerebro no funciona y la probabilidad de recuperación de estas funciones es "nula". Esto podría haber sucedido dada la falta de suministro de oxígeno al cerebro.

"Es terrible. Estamos con sus seres queridos, su sufrimiento es indescriptible. Es un duro golpe para todos, aunque sabíamos que este escenario era posible. Abdelhak es un gran talento, pero nunca llegaremos a saber cuánto habría brillado su estrella si esto no hubiese ocurrido", declaró Edwin van der Sar, director general del club.

"Si se despierta, no podrá pensar, comer, hablar, caminar o reconocernos"

Su hermano Abderrahim también se ha mostrado muy afectado por estas últimas noticias: "Nos han dicho los médicos que si despierta no podrá pensar, comer, hablar o caminar, y probablemente ni siquiera reconocernos", dijo en palabras a AD.

"No podrá funcionar igual, pero no nos damos por vencidos. Dios decidirá su destino. Nuestra religión (el Islam) nos enseña a aceptar estas cosas y rezamos por su recuperación", afirmó. "Creemos que esta vida es solo temporal y la vida eterna viene después de esta, pero a todo el mundo le hubiera gustado verle marcar goles primero".
Publicar un comentario