viernes, 7 de julio de 2017

ONU aprueba simbólico tratado para prohibir armas nucleares

El tratado fue aprobado con 122 votos a favor, un voto en contra.

AFP / Naciones Unidas
Un tratado para prohibir las armas nucleares fue aprobado este viernes en Naciones Unidas, pero las potencias nucleares se opusieron a participar en el proceso, haciendo de él un texto mayormente simbólico.


El tratado fue aprobado con 122 votos a favor, un voto en contra de Holanda, miembro de la OTAN, y una abstención.

Los partidarios del tratado ven en él una realización histórica, y la votación final fue celebrada con aplausos, poniendo fin a tres semanas de negociaciones por parte de 141 países encabezados por Austria, Brasil, México, Sudáfrica y Nueva Zelanda.

Pero los estados nucleares lo consideran poco realista, estimando que no tendrá ningún impacto en la reducción del arsenal mundial actual de unas 15.000 cabezas nucleares.

"Esta iniciativa ignora claramente las realidades las realidades del ambiente de seguridad internacional", dice un comunicado conjunto que dieron a conocer Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia tras la votación final de la ONU.

El tratado, que prevé la prohibición total del desarrollo, el almacenamiento y la amenaza del uso de armas nucleares, se aplicará solo a los estados firmantes.

Estará abierto a ratificación a partir del 20 de septiembre y entrará en vigor tras su firma por 50 países.

Los estados firmantes esperan que el tratado ejerza presión sobre las potencias nucleares para que tomen más seriamente la opción del desarme.

"Tuvimos éxito al sembrar las primeras semillas de un mundo sin armas nucleares", dijo la embajadora de Costa Rica, Elayne Whyte Gómez.

El Comité Internacional de la Cruz Roja calificó esta decisión como "un paso histórico hacia la deslegitimación" de las armas nucleares y aseguró que la adopción de este tratado es una "importante victoria de la humanidad".

Activistas del desarme nuclear aseguran que el texto hará más fuerte el estigma asociado a las armas nucleares y tendrá un efecto en la opinión pública.

"Cambia el marco legal", dijo Richard Moyes, director de la organización Artículo 36. "Evita que países con armas nucleares se puedan esconder detrás de la noción de que no están haciendo nada ilegal".

"Esperamos que hoy marque el inicio de una nueva etapa nuclear", afirmó por su parte Beatrice Fihn, directora de Campaña Internacional para Eliminar las Armas Nucleares.

Elemento de disuasión

Ninguno de los nueve países que poseen armas nucleares (Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, China, Francia, India, Pakistán, Corea del Norte e Israel) tomó parte en las negociaciones ni en la votación.

Hasta Japón, el único país que ha sufrido un ataque nuclear (en 1945), boicoteó las negociaciones, igual que casi todos los países de la OTAN.

Una fuente diplomática de uno de los países que se opuso a este tratado cree que "está ofreciendo falsas esperanzas" comparado con "lo que realmente es posible en un desarme nuclear".

"Este texto solo debilitará el régimen de no proliferación global", dijo esta fuente, que hubiera optado por un desarme "progresivo".

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia argumentan que el tratado no toma en cuenta las preocupaciones en materia seguridad de aquellos países que mantienen estas armas, porque las mismas tienen un efecto disuasivo contra un posible ataque nuclear.

"Este tratado no ofrece solución a la grave amenaza del programa nuclear norcoreano, ni afronta otros retos que hacen que el freno nuclear sea necesario", se afirma en el comunicado conjunto.

Afirman que siguen comprometidos con el Tratado de No Proliferación Nuclear, que intenta evitar la proliferación de armas atómicas y también busca que los estados nucleares reduzcan sus arsenales.

Pero entre los países no nucleares crece la impaciencia por el lento paso al que marcha este desarme, y están preocupados de que estas armas puedan terminar en manos no deseadas.
Publicar un comentario