sábado, 15 de julio de 2017

Murió a los 40 años la iraní Maryam Mirzakhani, la primera mujer en ganar "el Nobel de las matemáticas"

Víctima de un cáncer de mama, la ganadora de la medalla Fields falleció en un hospital de EEUU. "Se fue demasiado pronto, pero su impacto seguirá vivo en las miles de mujeres a las que inspiró a dedicarse a la ciencia", afirmó el presidente de Stanford

Infobae
La iraní Maryam Mirzakhani, la única y primera mujer ganadora de la medalla Fields, considerada el premio Nobel de las Matemáticas, falleció este sábado en EEUU a los 40 años víctima de un cáncer, tras haber inspirado a miles de mujeres a amar esa disciplina como profesora en la prestigiosa Universidad de Stanford.


Fue uno de sus amigos, el científico iraní Firouz Naderi, uno de los primeros en informar de su muerte a través de varios mensajes en su cuenta de Twitter. "Una luz se apagó hoy …. demasiado pronto. Rompe mi corazón", escribió Naderi en uno de sus tuits sobre Mirzakhani, de quien publicó varias fotos y a quien definió como "una mente maravillosa".

La prestigiosa matemática y profesora de Stanford sufría un cáncer de mama y falleció este sábado tras una "larga batalla" contra la enfermedad, de acuerdo con el obituario publicado por esa universidad, donde trabajaba desde 2008.

Especializada en matemáticas teóricas, Mirzakhani sentía "fascinación por describir las complejidades geométricas y dinámicas de las superficies curvas", de acuerdo con ese obituario.

"Maryam se fue demasiado pronto, pero su impacto seguirá vivo en las miles de mujeres a las que inspiró a dedicarse a las matemáticas y la ciencia", afirmó el presidente de Stanford, Marc Tessier-Lavigne. A continuación la describió como una persona "humilde", que aceptaba honores y premios "solo con la esperanza de que eso quizá animara a otros a seguir su camino".

Su método preferido de trabajo era garabatear y anotar fórmulas en hojas en blanco, algo que su hija consideraba "pinturas". "Tienes que gastar un poco de energía y esforzarte para ver la belleza de las matemáticas", confesó una vez Mirzakhani durante una entrevista.

Con 37 años, en 2014, fue galardonada con la medalla Fields en la apertura del Congreso Internacional de Matemáticas (CIM) en Seúl.

Mirzakhani se convirtió así en la primera y única mujer en recibir ese premio desde que fue instaurado en 1936 y también en la primera persona de nacionalidad iraní que ha recibido el considerado Nobel de las Matemáticas.

La medalla Fields premia cada cuatro años por sus descubrimientos sobresalientes a un máximo de cuatro matemáticos menores de 40 años y Mirzakhani fue reconocida por sus "impresionantes avances en la teoría de las superficies de Riemann y sus espacios modulares".

Al aceptar ese galardón, Mirzakhani describió su trabajo como "divertido" y lo comparó con "resolver un rompecabezas" o con el detective que "ata cabos" para poner fin a un misterio.

Nacida el 3 de mayo de 1977 en Teherán, Mirzakhani quería ser escritora pero ya en su adolescencia brilló al competir por Irán en la Olimpiada Internacional de Matemáticas, donde ganó medallas de oro en las competiciones de 1994 y 1995.

Se licenció en 1999 en la Universidad Sharif de Tecnología de Irán y en 2004 obtuvo un doctorado en la Universidad estadounidense de Harvard, donde su mentor fue Curtis McMullen, también galardonado con el Nobel de las Matemáticas.

Mirzakhani trabajó como profesora asistente en la Universidad de Princeton antes de pasar a Stanford y entre sus galardones en el área de matemáticas figuran, además de la medalla Fields, el premio Blumenthal (2009) y el Satter (2013).

Las autoridades de la República Islámica de Irán expresaron hoy sus condolencias por su muerte. El presidente Hasan Rohaní, en un mensaje en la web oficial de la Presidencia, dijo que "el brillo imbatible de esta científica creativa y modesta hizo resonar el nombre de Irán en las comunidades científicas del mundo", lo que consideró "un hito" para los "esfuerzos de las mujeres y los jóvenes iraníes".

A Mirzakahni le sobreviven su marido, el científico checo Jan Vondrák y también profesor de Stanford, y una hija, Anahita.
Publicar un comentario