lunes, 10 de julio de 2017

Mar: rescatan papeles de Tamayo de la misión a la Liga de Naciones

El nieto del poeta conserva informes, instructivos y misivas sobre la delegación que buscó, entre 1920 y 1921, en Ginebra, la revisión del Tratado de 1904.

Pablo Peralta M. / La Paz
El nieto de Franz Tamayo, Gracián Bascopé Tamayo, rescató de sus archivos documentos del poeta y pensador sobre la misión boliviana que fue a la Sociedad de las Naciones (Ginebra) a principios de la década de los años 20, en busca de encontrar una solución al tema marítimo.


"Esta correspondencia la tengo guardada hace más de 50 años. La he ordenado, revisado y estudiado; y esta documentación debe ser de conocimiento a nivel nacional e internacional”, afirma Bascopé Tamayo.

Entre los documentos hay una copia del informe de la misión, fechado en 4 de marzo de 1921, que presentó Tamayo a la Cancillería. En ese texto, entre otros detalles, da cuenta de la "conducta chilena” en esa instancia internacional: "La delegación chilena a fin de ganar el mayor campo y simpatía posibles para su causa no rehusó descender a ciertos pequeños procedimientos, privados e insignificantes, y que el decoro me manda callar”. Luego, el vate aclara: "Las relaciones entre nuestra delegación y la chilena fueron absolutamente protocolares”.

Entre 1920 y 1921, Bolivia acudió a la Liga de Naciones con el fin de encontrar una solución al problema marítimo. La delegación que envió el país estuvo conformada además de Tamayo por el ministro Florián Zambrana y uno de los "barones del estaño”, Félix Avelino Aramayo.

La Liga de Naciones fue una instancia que antecedió a la Organización de las Naciones Unidas. Fue creada por el Tratado de Versalles (1919), y es considerada como el primer organismo que intentó agrupar a los países del orbe e impulsar la paz tras la Primera Guerra Mundial. A esa instancia acudió la misión boliviana en busca de la revisión del Tratado de 1904.

Entre el legajo que rescató Bascopé Tamayo también figuran informes e indicaciones. Uno de los documentos tiene la siguiente referencia: "Instrucciones a los señores delegados ante la Asamblea de la Liga de las Naciones que debe reunirse en Ginebra el 15 de noviembre de 1920”.

También hay un informe de la delegación, dirigido a la Cancillería, fechado en 25 de noviembre de 1920, cuyo propósito es dar a conocer el panorama que se presenta en ese organismo. "En momento en que los delegados bolivianos tramitan la demanda boliviana de revisión del tratado con Chile ante la Asamblea, será útil que Cancillería sea informada de la verdadera situación en que dicha asamblea se desenvuelve, de las fuerzas que la mueven, de los obstáculos que la debilitan o perturban...”, se lee en el documento.

Bolivia presentó formalmente la demanda ante la Asamblea de 1921. Entonces, esa instancia nombró una comisión para analizar el caso. No obstante, la resolución, entre otros detalles, determinó que "la demanda de Bolivia, tal como fue presentada es inadmisible”; y "que la Asamblea de la Sociedad de Naciones no puede por sí misma modificar ningún tratado”.

Bascopé Tamayo cree que es necesario "un estudio profundo” sobre la misión boliviana a la Liga de Naciones, y está abierto a que los investigadores recurran a revisar el archivo que organizó.

Relata que los documentos los encontró en "dos petacas de cuero” que guardó Luisa Galindo, su abuela y esposa de Franz. "Ha sido obligación personal, familiar, el poder conservar estos documentos, y ojalá pueda llegar a un buen libro”, considera.

Aparte del legajo referido al tema mar, Bascopé Tamayo también conserva correspondencia que su abuelo sostuvo con el escritor Augusto Céspedes y hasta con Fernando Díez de Medina, quien escribió Hechicero del Ande, libro que provocó una respuesta del pensador.

"Son recuerdos familiares”, cierra el nieto de Tamayo, quien reconoce que "a final de cuentas también estos recuerdos vienen a ser patrimonio nacional”.

La delegación
Documentos El nieto del escritor rescató y organizó los informes, cartas e instructivos sobre la misión boliviana a la asamblea de la Liga de Naciones de 1920 y 1921.
Representantes La delegación estuvo conformada por Franz Tamayo, el ministro Florián Zambrana, y uno de los "barones del estaño”, Félix Avelino Aramayo.
Ginebra La Liga de Naciones -o Sociedad de las Naciones- fue un antecedente de la Organización de las Naciones Unidas. Fue creada por el Tratado de Versalles (1919), tras la Primera Guerra Mundial.
Objetivo A esa instancia acudió la misión boliviana en busca de pedir la revisión del Tratado de 1904.
Publicar un comentario