sábado, 15 de julio de 2017

La liberación de un atracador pone en jaque a otro juez

El Consejo de la Magistratura elabora un informe sobre la liberación del brasileño para tomar una decisión al respecto.

Página Siete / La Paz
El diputado oficialista Franklin Flores pidió ayer al Consejo de la Magistratura la investigación y destitución del juez que liberó hace menos de un mes a Antonio Abdón da Silva Costa (alias El Negro), quien encabezó el asalto a la joyería Eurochronos.


"Vamos a solicitar un informe a las autoridades del Órgano Judicial para saber por qué el juez tomó esa decisión. (Da Silva) estaba en Chonchocoro, lo liberan y sale a matar policías y ciudadanos.

Ese juez debe ser investigado, sancionado, urgentemente destituido”, manifestó ayer el asambleísta.

El Negro salió de la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro (La Paz) el 23 de junio de este año, hace menos de un mes. El delincuente entró a prisión por golpear a un policía boliviano. Sin embargo, él ya era buscado en su país por asesinar a un uniformado.

El juez sexto de Instrucción en lo Penal, Fernando Rivadeneira, fue quien lo liberó. Le concedió la detención domiciliaria, la cual debía cumplir en una casa de Guayaramerín, Beni.

La autoridad explicó que la medida sustitutiva le fue concedida en una audiencia a la que no asistieron el Ministerio Público ni el Ministerio de Gobierno, y el policía que fue víctima de la golpiza no reclamó "ningún elemento”.

Rivadeneira reconoció que no conocía los antecedentes del criminal, pues de haberlo hecho su decisión habría sido otra. Pero Da Silva ya estaba más de 30 meses en prisión y según la norma -explicó el juez- nadie puede exceder ese tiempo con detención preventiva.

El presidente del Consejo de la Magistratura, Wilber Choque, informó ayer que ya se pidió un informe sobre el caso para tomar una decisión al respecto. "Se verá si hay o no responsabilidad del juez. Cuando las autoridades vulneran el derecho y no imparten justicia se las reemplaza”.

La tarde de ayer aún se revisaba los expedientes para enviar un informe a Sucre, explicó el representante de la Magistratura en La Paz, Williams Dávila.

El abogado que entonces defendió a El Negro era Iván Perales. Ahora él es juez del Tribunal Primero Anticorrupción y Violencia Contra la Mujer, que recientemente liberó al supuesto feminicida de María Isabel Pillco. Rivadeneira indicó que este jurista escondió los antecedentes de su defendido para lograr su liberación.

Es la tercera vez en menos de dos semanas que la justicia boliviana está en el ojo de la tormenta.

En pasados días, cuatro jueces fueron destituidos, dos por haber condenado a un joven inocente, acusado por feminicidio, y otros dos por revictimizar a una niña víctima de violación.
Publicar un comentario