sábado, 29 de julio de 2017

F1 / Vettel se hace con la pole con Kimi 2º, Alonso 7º y Sainz 9º

Dominaron con claridad los Ferrari, Hamilton saldrá 4º y los dos pilotos españoles ganaron una posición por la sanción impuesta a Hulkenberg.


Manuel Franco
As
Suena la música en la Fan Zone de Hungaroring, dos bellezas húngaras toman el sol detrás del escenario, su amigo mira el móvil y al otro lado un DJ hace sonar el Despacito de Luis Fonsi como banda sonora del verano mundial. Apenas se puede andar justo a la derecha donde están las tiendas de recuerdos, hay una de Ferrari, otra de Mercedes y luego la general con camisetas de los equipos principales y… Fernando Alonso. Entre los aficionados hay unos cuantos equipados con aquel uniforme azul Renault de los buenos tiempos, de aquella primera victoria en 2003. Incluso los hay vestidos de Ferrari con la bandera española del asturiano. “Siempre querremos a Fernando, pero ahora está Vettel y hay que apoyarlo”, dice Federica llegada de Italia con un grupo de amigas.


Y lo cierto es que el alemán se está ganando el apoyo, sobre todo este año, porque más allá de esas veces en las que pierde la cabeza (lease Bakú etc.) su pilotaje está siendo magnífico, pero sobre todo se está encontrando con un monoplaza espectacular. Ese que nunca, o casi, tuvo el español. Porque Seb logró la pole con un gran tiempo, pero justo detrás a poco más de una décima se situó Kimi Raikkonen, ambos por delante del primer Mercedes, un Valtteri Bottas que fue tercero acompañando a los dos coches rojos. Lewis Hamilton, que dominó siempre en Silverstone, no está teniendo su mejor gran premio y saldrá cuarto, se quejaba de vibraciones el tricampeón británico, pero lleva el mismo coche que su compañero finlandés y terminó por detrás.

La razón por la que el Ferrari es mejor coche aquí tiene que ver con su chasis, con una aerodinámica perfecta esta temporada y con que el motor es muy bueno, es decir iguala las virtudes del Mercedes en cuanto a propulsor en este trazado y además potencia sus virtudes.

A partir de ahí se diluyeron los Red Bull, quinto y sexto, Max Verstappen y Daniel Ricciardo, lejos ya de los mejores a la hora de la verdad, aunque están apenas a medio segundo de los mejores, se acercan poco a pocol lo coches energéticos. Tras ellos un impresionante Nico Hulkenberg, pero el alemán tendrá cinco puestos de sanción. Es un gran piloto y el Renault también está dejando claro que volvieron para llegar a ser campeones.

Ese es el sueño del muchacho del cumpleaños. La sanción de Nico permitirá a un gran Fernando Alonso salir séptimo justo tras las tres grandes escuderías. El asturiano hizo una vuelta de las suyas, le metió cuatro décimas a su compañero Stoffel Vandoorne que sale justo tras él y demostró que tiene el talento intacto a sus 36 años. El genio astur, en sus puestos. Y Carlos Sainz deslumbrando, otra vez, con una gran vuelta en la Q2 para meterse entres los diez primeros y después un décimo puesto ya lógico tras entrar en Q3, ese fue el milagro. Alonso, en su mejor resultado de la temporada, se baja del coche y piensa en lo que puede ser el año próximo, en regresar a los primeros puestos más allá de ese séptimo que es lo máximo con la herramienta que tiene ahora. Así están las cosas con el español, que tiene el corazón en el próximo año, la mente en las reuniones secretas que pueden dar con sus manos en un gran coche que ahora gana y el alma siempre en el coche actual dentro de la pista. Ahora toca celebrar su cumpleaños, en McLaren Honda quieren seguir con él y le cuidarán hasta el extremo. Mimos para su piloto favorito. España en Hungría.

Pero más allá de sueños y deseos, en este presente esperamos la victoria de Vettel con un gran Ferrari, a los Red Bull luchando por el podio con los Mercedes y si pasa algo, quizá, una alegría antes de vacaciones de nuestros pilotos españoles. Lo merecen. Qué bonito sería...

Publicar un comentario