sábado, 29 de julio de 2017

Dressel gana tres oros en un día, lleva seis y se acerca a Phelps

El estadounidense de 20 años hizo 49.86 en 100 mariposa, a cuatro centésimas del récord del mejor de siempre. Ganó 50 libre, 100 mariposa y 4x100 libre mixto.

Alberto Martínez
As, Budapest
Era la tarde de Caeleb Dressel. Y vaya, si lo fue. Nunca antes, ni Michael Phelps, había ganado tres oros en una misma tarde. Pero este estadounidense católico, que vive en un rancho en Jacksonville, ha sido el primero. Hasta el momento, había triunfado en los 100 libre y en dos pruebas de relevos (4x100 libre y 4x100 mixto), pero necesitaba una actuación así para presentarse al mundo como el sustituto de Michael Phelps, capaz de abarcar distintas distancias y estilos, y de ser determinante en las pruebas de equipo. Hay mucho en Dressel de Phelps. Bastó con verlo competir en los 100 mariposa, disciplina emblemática del mejor nadador de la historia, para entender en alcance de Dressel. Parecía Phelps el que se había lanzado a la piscina.


El primer oro de Dressel se lo adjudicó en los 50 libre. Su sensibilidad con el agua le hace moverse con naturalidad. Fue el nadador que más alargó el subacuático y que más rápido logró cubrir la distancia (21.15). El estadounidense logró la sexta mejor marca de la historia y se coloca como el tercer nadador más rápido de siempre, por detás del brasileño César Cielo (20.91) y el francés Fredérik Bousquet (20.94). Ambos marcas se hicieron con bañadores de poliuretano, por lo que el estadounidense es el más rápido con bañador textil.

Y 35 minutos después llegó la gran prueba, los 100 mariposa. Dressel fue el último en asomar, con un subacuático al límite y potente, similar al que Phelps utilizaba para ganar centésimas y ahorrar energia. Ya pasó por el primer 50 por debajo del récord del mundo (23.31) que logró el estadounidense en el Mundial de Roma de 2009, con un bañador semitextil. Este nadador de 1,91 y 86 kilos no perdió ni ritmo ni energía, nadie le tosió, ganó con autoridad. Sus 49.86 son la segunda mejor marca de la historia, la primera con bañador sin ayudas. La plata fue para Kristof Milak, un húngaro de 17 años que batió el récord del mundo júnior (50.62). La corriente de Dressel arrastró al joven, que adelantó a Joseph Schooling (50.83). Fue la carrera más rápida de la historia, con siete nadadores bajando de 51 segundos.

Para cerrar la tarde, y justo después de recoger la medalla de oro de los 100 mariposa, Dressel se enfundó nuevamente con el bañador para participar en el 4x100 libre mixto. Nadó la primera posta con un tiempo supersónico (47.22), lo que llevó a su país a ganar la prueba con récord del mundo: 3:19.60. La plata fue para Holanda y el bronce para Canadá. Pero los oros y el futuro tuvo un nombre en el Duna Arena: Caleb Dressel.
Publicar un comentario