sábado, 29 de julio de 2017

Boca festejó en los penales y disfrutó de un gran debut de Cardona

El equipo de Guillermo ganó la definición 3-1 tras la igualdad 1-1 ante Nacional de Montevideo.

Ciudad del Este, Clarín
De menor a mayor. Con un primer tiempo con pocas luces y piernas contenidas por el trabajo de pretemporada pero una segunda etapa auspiciosa, con buen manejo de mitad hacia adelante y cambio de ritmo de la mano de Edwin Cardona, el colombiano que tuvo sus primeros minutos en Boca y le cambió la cara.


Fue triunfo ante Nacional de Montevideo 3-1 en la definición por penales luego del 1-1 en los 90 minutos. Así la primera prueba para el equipo de los Mellizos termina aprobada. El próximo miércoles será la segunda frente a Villarreal.

Ya sin Ricardo Centurión en el equipo, luego de los desencuentros que generó su partida y su frustrado retorno, Boca se puso en marcha. El campeón empezó a probar variantes y a darle minutos a sus refuerzos mientras realiza la pretemporada en Ciudad del Este.

El choque ante Nacional en el estadio Antonio Aranda fue con una formación compuesta por mayoría de jugadores que serán recambio para los Mellizos.

Los once que eligió Guillermo fueron: Guillermo Sara; Leonardo Jara, Santiago Vergini, Lisandro Magallán, Frank Fabra; Pablo Pérez, Fernando Zuqui, Julián Chicco; Junior Benítez, Walter Bou, Cristian Espinoza.​

El partido, típico de pretemporada, arrancó con trámite lento y poco cambio de ritmo.

El primer tiempo mostró para Boca buen criterio del pibe Chicco en el mediocampo y la solidez de Leonardo Jara en el lateral derecho. También apariciones certeras de Guillermo Sara en las pocas veces que tuvo que brindar seguridad desde el arco.

Boca intentaba atacar con juego asociado pero fue más peligroso cuando logró salir de contra con envíos directos a Espinoza, que jugó como puntero derecho.

Nacional, por su parte, tuvo más la pelota pero tampoco lograba ser punzante en los metros decisivos. Entonces el trámite se tornaba monótono y los arqueros eran simples espectadores.

Para la segunda parte, Guillermo movió el banco y mandó a la cancha entre otros a Edwin Cardona el colombiano que llegó para reemplazar a Centurión.

Y Cardona rápidamente se transformó en la manija del equipo. Se paró como enganche clásico, con la número 11 fue opción de pase constante.

Y desde sus pies Boca creció. Cambió la cara. Plantó la defensa en la mitad de la cancha y presionó bien alto.

En el mejor momento del equipo de Guillermo, Nacional se encontró con el gol del 1-0 con un remate de Barcia entrando por el costado derecho del área, que se desvió en Fabra y se metió por encima de Sara.

Pero la reacción de Boca fue inmediata. Y el empate fue un premio al jugador que logró despertarlo: Cardona.

El colombiano tomó la pelota como puntero izquierdo, enganchó para su pierna hábil y sacó un remate seco que se clavó abajo, contra el palo izquierdo del arquero.

De ahí hasta el cierre Boca fue el que más buscó pero la historia se definió en los penales.

Y allí apareció Guillermo Sara. El arquero de Boca tapó los remates de Silveira y Rodríguez mientras que Barcia estrelló su remate en el travesaño. El único que anotó para los uruguayos fue Ramírez. Por el lado de Boca convirtieron Cardona, Vergini y Chávez para el 3-1 final.
Publicar un comentario