lunes, 3 de julio de 2017

Ahogado por la grave crisis de Venezuela, Nicolás Maduro aumentó el salario mínimo por tercera vez en el año

El presidente chavista realizó el anuncio este domingo y pidió la realización de la Asamblea Nacional Constituyente para "arreglar" la economía del país

Infobae
Golpeado por la alarmante situación del país y las constantes protestas de la población civil desde el 1 de abril, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro anunció este domingo el aumento del 50% del salario mínimo mensual y del bono de alimentación de los trabajadores.


El jefe de Estado chavista señaló que este incremento también debe aplicarse a todas las tablas y escalas salariales de la administración pública y de las Fuerzas Armadas.

Así, el salario base pasa de 65.021 bolívares a 97.531 bolívares, lo que equivale a unos 37 dólares a la tasa de cambio oficial más alta (2.640 bolívares por dólar).

"He decidido aumentar el salario mínimo en 50% y aumentar el cestaticket (bono de alimentación) dos unidades tributarias adicionales y llevarla a 17 unidades tributarias", apuntó el mandatario en cadena nacional desde Caracas.

Con este incremento, el tercer aumento en lo que va de 2017, el bono de alimentación pasa de 135.000 bolívares a 153.000 bolívares, unos 58 dólares.

El ingreso mínimo legal de los trabajadores estará entonces en 250.531 bolívares (95 dólares) y será percibido a partir de este 1 de julio.

"Esto solo es posible en revolución", afirmó el jefe de Estado.

Maduro explicó que debido a la "campaña inmoral que fija precios a través de un dólar falso en el exterior", él necesita que se lleve a cabo la Asamblea Nacional Constituyente para así "arreglar" la economía del país.

"Le vamos a poner los ganchos (apresar) definitivamente al Dolartoday y a toda la campaña de especulación, por eso es que necesito la Constituyente. Necesitamos una Constituyente para arreglar la economía, para gobernar la economía, para mejorar las condiciones de la economía", aseguró.

Maduro ha convocado a un proceso constituyente para redactar una nueva Carta Magna, en medio de la crispación política y social que atraviesa su país, y ha sostenido que esta se llevará a cabo a pesar de que la oposición venezolana ha rechazado la propuesta y la ha catalogado de fraude.
Publicar un comentario