viernes, 30 de junio de 2017

Un transportista acusa de “chutero” a uno de los nueve

Condori, quien se identificó como transportista, sindicó a Arsenio Choque de tener antecedentes. “Es ‘chutero’. Él es el que lleva por los caminos clandestinos”, dijo.

Página Siete / La Paz
"El culpable es Arsenio Choque para llevarles a los militares; él es el autor. Él está acostumbrado. Es ‘chutero’. Él es el que lleva por los caminos clandestinos”.


La acusación corresponde a Luis Condori, quien se identificó como transportista. Éste acusó a Choque, uno de los nueve, de tener antecedentes ligados a actividades ilícitas.

Condori fue quien junto a un pequeño grupo de personas se apostaron el miércoles en la carretera, en Pisiga, para cuestionar a los nueve que recién habían llegado. Cuando éstos se dirigían a abordar la flota que los trasladó a la sede de Gobierno, el grupo fustigó a los recién expulsados de Chile.

Condori sostuvo que Choque "no es ningún funcionario” del Estado y que más bien "es un guía”, al que "lo conocen aquí, por el camino clandestino”.

Un aviso de abril

En abril, la Aduana Nacional publicó un aviso en el que detalló lo que sigue: "De los siete, seis son servidores públicos aduaneros y uno es conductor legalmente contratado por la Gerencia Regional de Oruro” (ver imagen adjunta).

En el aviso se indicó que Brian Quenallata Mendo, David Cimar Quenallata Laurel, Diego Guzmán Vásquez, Ediberto Raúl Mamani, Juan José Tórrez y Karl Luis Guachalla tienen un puesto en esa instancia aduanera, en el cargo de "Técnico en Control Aduanero”. En ese documento se hizo alusión a Choque como un "conductor legalmente contratado por la Gerencia Regional de Oruro”.

Desde la Aduana Nacional se indicó que Choque estaba bajo una contrato que se suele hacer para operativos específicos y que, por tanto, no sería funcionario.

"Los malos bolivianos”

El pasado miércoles, el militar Johnny Carvajal, uno de los nueve, hizo referencia a "los malos bolivianos”, quienes el día en que fueron detenidos -el 19 de marzo- habrían colaborado a los contrabandistas y permitieron que funcionarios de Chile los agredieran.

"Hay que decirlo también: quiero referirme a los malos bolivianos, a los bolivianos que interactuaron ese día con contrabandistas chilenos, malos bolivianos porque en esa muchedumbre de gente delincuente había, lastimosamente, gente boliviana, gente que al peor estilo de Judas, como cuando entregaron a nuestro Salvador Jesucristo, permitieron que funcionarios de ese país vecino nos agredan, sólo por salvaguardar unos cuantos centavos mal ganados”, expresó Carvajal.

El miércoles, los nueve -dos militares, seis aduaneros y Choque- fueron expulsados de Chile. Pisaron suelo nacional a las 7:56. Llegaron y se encontraron con sus allegados, quienes los fueron a recibir hasta Pisiga, frontera con el vecino país.

Estos fueron detenidos el 19 de marzo pasado. Estuvieron presos por más de 100 días y arribaron al país luego de someterse a un juicio abreviado.

Publicar un comentario