sábado, 10 de junio de 2017

Trump rectifica y se compromete con la cláusula de defensa colectiva de la OTAN

El presidente, que omitió ese compromiso en la sede de la Alianza, promete “proteger” a los socios

Joan Faus
Washington, El País
Donald Trump dijo este viernes lo que omitió en su polémica visita a la sede la OTAN el pasado 25 de mayo. “He comprometido y comprometo a Estados Unidos al artículo 5”, señaló el presidente estadounidense sobre el principio de la Alianza Atlántica: la cláusula de defensa colectiva que establece el deber de asistencia mutua entre aliados.


“Ciertamente, estamos allí para proteger”, respondió Trump en una rueda de prensa junto al presidente de Rumanía, Klaus Werner, al ser preguntado sobre una posible amenaza rusa a los países del Este de Europa. “Es una de las razones por las que quiero garantizar que tengamos una fuerza muy fuerte mediante el pago del dinero necesario para tener esa fuerza”, agregó en referencia a su petición de que los miembros de la OTAN aumenten su gasto en defensa.

Durante la campaña electoral, Trump abogó por un acercamiento a Rusia y cuestionó su compromiso con la OTAN y con la defensa de uno de los 28 socios si es atacado. Las alarmas se desataron en Europa al ponerse en duda los pilares de la seguridad transatlántica prevalentes desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

En una entrevista con el diario The New York Times, en julio, se le preguntó si, en caso de un ataque de Rusia, los Estados bálticos, que son miembros de la OTAN, podrían confiar en que EE UU les ayudaría. “¿Han cumplido con sus obligaciones con nosotros? Si cumplen con sus obligaciones con nosotros, la respuesta es sí”, respondió el republicano.

El artículo 5 solo se activó cuando EE UU fue atacado en los atentados del 11-S en 2001.

Una semana antes de jurar el cargo de presidente, en enero, Trump afianzó aún más la inquietud al afirmar que la Alianza era una organización “obsoleta” porque no luchaba lo suficiente contra el terrorismo.

Pero en sus primeras semanas como presidente, Trump aparcó los reproches y rectificó: manifestó su compromiso con la OTAN y aseguró que ya no era obsoleta. El debate parecía enterrado hasta que en su discurso en la sede de la OTAN en Bruselas, hace dos semanas, el republicano no hizo ninguna mención al artículo 5. Según medios estadounidenses, tenía previsto hacerlo pero decidió a última hora omitir esa frase para sorpresa de su equipo de seguridad nacional.

La alocución de Trump quedó monopolizada por su sonora reclamación de que los países cumplan el acuerdo de aumentar, hasta el año 2024, su gasto en defensa hasta el 2% del PIB. "Los miembros de la OTAN deben aportar su parte. 23 de los 28 Estados no lo hacen. Y esto no es justo para los contribuyentes estadounidenses", espetó.

La visita a la sede de la organización militar también dejó para el recuerdo una imagen bochornosa que pareció simbolizar los desencuentros de Washington con sus aliados: un chulesco Trump empujando bruscamente al primer ministro de Montenegro para colocarse en primera fila.
Publicar un comentario