jueves, 29 de junio de 2017

Teixeira niega haber cobrado dinero para apoyar 'Catar 2022'

El expresidente de la CBF negó haber aceptado sobornos a cambio de apoyar a Catar como sede del próximo Mundial de Fútbol de 2022.

EFE
El expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) Ricardo Teixeira negó hoy las acusaciones que pesan sobre él por haber recibido supuestamente sobornos a cambio de apoyar la candidatura de Catar para ser sede del Mundial de fútbol de 2022.


"El voto a Catar fue un acuerdo de los sudamericanos para apoyar la candidatura conjunto de España y Portugal (para el Mundial de 2018). En el acuerdo, Catar daría los votos de sus electores para España, que acabó en segundo lugar. A cambio, daríamos nuestros votos a Qatar", aseguró Teixeira en una entrevista al diario Folha de Sao Paulo.

Aseguró que "no hubo dinero ni problemas con la CBF. La única persona envuelta en esta elección fui yo (uno de los 23 miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA que eligió los países sede de las Copas del Mundo de 2018 y 2022".

Apuntado en el "Informe García" -que investiga la elección de las sedes de los próximos Mundiales- como uno de los beneficiarios de un esquema de compra de votos para llevar el Mundial de 2022 a Catar, Teixeira afirmó que el informe "no es concluyente" y que "sólo levanta sospechas".

También negó el cobro de dinero de las autoridades qataríes para la realización de un partido amistoso entre Brasil y Argentina en el país árabe. "El precio del partido que hicimos en Catar con Argentina fue literalmente el mismo del contrato de otros partidos" dijo, y aseguró tener toda la documentación para demostrarlo.

Preguntado si Catar le pagó el hospedaje en la votación de la FIFA, algo prohibido por el Código de Ética de la entidad, el brasileño calificó la acusación de "ridícula" y se negó a responder. "Cuál es la diferencia que hay entre la federación de Catar y el Gobierno? Allí hay un dueño solamente. ¿Estoy mintiendo? ¿Quién pagó? A saber. Con toda la honestidad, ¿quieres ser más realista que el rey? ¿Alguna vez viajando con la selección yo me preocupé para saber quien pagaba la cuenta de mi hospedaje?", afirmó.

Teixeira, de 70 años, también negó haber recibido dinero de una empresa del expresidente del Barcelona Sandro Rosell, actualmente en prisión, con sede en New Jersey. "Siempre firmamos con la empresa de Suiza. Sandro (Rosell) nunca tuvo un contrato firmado con la CBF. Cero. No existe contrato de la CBF con Sandro (Rosell)", declaró quien fue la máxima autoridad del fútbol brasileño entre 1989 y 2012.

Teixeira también rechazó las acusaciones de la Justicia española de que se repartió 15 millones de euros con Sandro Rosell, correspondientes la venta de los derechos de los partidos amistosos de la selección brasileña. "Nunca recibí dinero de una empresa de Sandro", dijo, aunque no hizo referencia ninguna al hecho de que familiares suyos recibieron más de 10 millones de reales (unos 3 millones de dólares) de empresas de Rosell.

El extitular de la CBF también negó que esté negociando un acuerdo de delación con la Justicia de los Estados Unidos. "No existe este acuerdo. Es ridículo que telefoneé a Sandro (Rosell) pactando un lugar para vivir", dijo en alusión a las investigaciones en España que apuntan que el brasileño le preguntó al expresidente azulgrana sobre "un lugar seguro" para huir.

"Quiero ver la grabación de esta conversación. ¿Hay algún lugar más seguro que Brasil? ¿Cuál es este lugar? Voy a huir de que, si aquí no estoy acusado de nada? Sabes que todo lo que me acusan en el exterior no es crimen en Brasil. No estoy diciendo que lo hice o no", concluyó Teixeira.

La Comisión Independiente de Ética de la FIFA divulgó ayer el "Informe García", que consta de 430 páginas que repasan la actuación de las candidaturas que optaron a la elección, el 2 de diciembre de 2010 en Zúrich, de las sedes de los mundiales de 2018 y 2022, que se adjudicaron Rusia y Catar, respectivamente.
Publicar un comentario