viernes, 23 de junio de 2017

Sólo si Cristiano paga y asume los hechos pactará la Fiscalía

Cristiano, justo antes del partido en el que Portugal ganó a Rusia con un gol suyo.

Joaquín Maroto
As
La Fiscalía no pactará con Cristiano si antes el jugador no acepta los hechos por los que ha sido denunciado, un presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros, repara el daño y paga la multa.


El jugador, por su parte, no moverá ficha hasta declarar como investigado el 31 de julio en el Juzgado de Pozuelo, donde no ha consignado ninguna cantidad. Tras escuchar la acusación en esa vistilla preliminar, el portugués aún dispondrá de 15 días para depositar el dinero en sede judicial y conseguir la atenuante de reparación del daño.

Tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado exigen que se cumplan los términos del punto 6 del artículo 305 del Código Penal (CP) para cerrar pactos de conformidad con los acusados. Lo que dice el CP no deja lugar a dudas: “Los Jueces y Tribunales podrán imponer al obligado tributario o al autor del delito la pena inferior en uno o dos grados, siempre que, antes de que transcurran dos meses desde la citación judicial como imputado satisfaga la deuda tributaria y reconozca judicialmente los hechos. Lo anterior será igualmente aplicable respecto de otros partícipes en el delito distintos del obligado tributario o del autor del delito, cuando colaboren activamente para la obtención de pruebas decisivas para la identificación o captura de otros responsables, para el completo esclarecimiento de los hechos delictivos o para la averiguación del patrimonio del obligado tributario o de otros responsables del delito”.

Dado que la magistrada titular del Juzgado Número 1 de Pozuelo, Mónica Gómez Ferrer, citó a Cristiano como imputado en un auto fechado el 14 de julio, el jugador tiene hasta el 15 de agosto para, si le conviene, cerrar un acuerdo con la Administración de Justicia que podría rebajar dos grados la pena que se le pide, evitando así superar los 24 meses de prisión. En este escenario, Cristiano tendría que pagar aproximadamente 30 millones de euros y declararse culpable de los hechos que se le imputan.

La otra opción, siempre que su caso no se archive y quede libre de toda responsabilidad, es que Cristiano insista en su inocencia tras su declaración del 31 de julio. En ese caso, la magistrada instruirá el procedimiento y lo remitirá a la Audiencia Provincial para que fije fecha para el juicio oral. En ese caso, si pierde y no hay otros atenuantes, Cristiano si podría arriesgarse a una pena efectiva de prisión.

Todos los denunciados por la Fiscalía están alcanzando pactos de conformidad. Esta semana ha habido dos nuevos casos, los de Di María y Carvalho. El argentino aceptó pagar dos millones y una pena de un año y cuatro meses de cárcel. El portugués, que ya se ha retirado, ultima el acuerdo por el que pagará casi un millón de euros y aceptará una pena de un año de cárcel. Ninguno de los dos tendrá que entrar en prisión al no superar la pena de dos años. Tampoco lo hará otro de los representados por Jorge Mendes, Falcao, que ha asumido el fraude en sus derechos de imagen y que el martes ha sido citado por la misma magistrada que verá el caso Cristiano. Mendes, que según fuentes de Justicia también está citado como investigado, aún no ha recibido la notificación judicial.
Publicar un comentario