sábado, 24 de junio de 2017

Sólo en 7 cumbres el Gobierno gastó más de Bs 70 millones

En el MAS consideran que recursos destinados a cumbres “son una inversión” porque los países ponen sus ojos en Bolivia para invertir y apoyar el litigio marítimo.

Beatriz Layme / La Paz
El Gobierno destinó más de 70 millones de bolivianos en sólo siete cumbres. En esos encuentros participaron desde mandatarios y personalidades hasta dirigentes de organizaciones sociales afines a la línea ideológica del presidente Evo Morales.


La mayor cantidad de recursos le fue asignada a la cumbre del Grupo de países en vías de desarrollo y China (G77 + China). Mediante decreto se destinaron 49 millones de bolivianos (más detalles ver infografía). En ese encuentro participaron mandatarios y representantes de diferentes países.

Analistas políticos y legisladores de oposición afirman que hasta la fecha "no se ven los resultados” de las diferentes cumbres y coincidieron que fueron actividades destinadas solamente a promocionar la imagen del presidente Morales.

Sin embargo, el diputado Víctor Borda (MAS) aseguró que los recursos que destinó el Gobierno son una inversión, pues a través de los diferentes encuentros internacionales Bolivia se posicionó y diferentes países expresaron su interés en invertir.

Lo más importante -dijo Borda- es que Bolivia logró que distintos mandatarios, personalidades y dirigentes de organizaciones sociales del mundo expresen su respaldo al litigio marítimo y pidan, además, para los bolivianos una salida soberana a las costas del Pacífico.

"La convocatoria de una cumbre, independientemente de que se tenga que generar conciencia colectiva respeto al tema, hace que el mundo ponga sus ojos en Bolivia, es así que el país puede promover su estabilidad económica, atraer financiamiento o concretar la política que se promueve, mar para Bolivia”, sostuvo Borda, quien indicó que en las cumbres participan miles de personas del mundo que "gritan en el evento mar para Bolivia”.

Al respecto, el exviceminsitro de Régimen Interior, Rafael Puente, crítico al gobierno de Morales, manifestó que una cumbre en sí misma resulta interesante, tiene sentido y es satisfactoria porque se pone en la mesa de debate temas fundamentales, como respeto a la Madre Tierra, justicia, igualdad, entre otros, pero es lamentable cuando "sólo queda en papeles”. "Todo estaría muy lindo si no quedara en discurso”, expresó Puente.

En ese marco, el exviceministro consideró que la reciente Conferencia Mundial de los Pueblos "Por un mundo sin muros hacia la ciudadanía universal”, que se realizó en el municipio de Tiquipaya, Cochabamba, quedará en discurso debido a que el caso de Migración cada año está más burocrático.

"Cada vez está más pesado, más lleno de funcionarios que no saben del oficio... Tengo la experiencia de gente de Bogotá que vino a colaborar y alemanes, ellos gastan tremendo tiempo y energía en lograr que les den una visa para ingresar al país; el agravante es que nunca les dicen lo que necesitan. Cuando vuelven a Migración les dicen falta tal papel, entonces en Migración tratan a los extranjeros como si fueran cualquier cosa, menos como ciudadanos con derechos”, indicó.

Similar situación ocurre -agregó- con los derechos de la Madre Tierra, con el "vivir bien” y con otras consignas. "Para los Estado parece excelente, pero aquí dentro en Bolivia no tienen ningún valor”, manifestó.

En la misma línea, el analista político Iván Arias indicó que en las cumbres el Gobierno gasta millones "con el único objetivo de recoger loas para el presidente Morales”.

En ese marco, Arias señaló que "es una pena que un país como el nuestro, con índices de pobreza tan altos, se dé el lujo de gastar recursos en discursos y loas al poder antes que en salud y educación”.

El senador Arturo Murillo, de Unidad Demócrata, pidió al Jefe de Estado cumplir con lo que él mismo determinó. Recordó que mediante decreto 27327, de 31 de enero de 2004, se estableció una política nacional de austeridad y equilibrio económico, racionalizando el gasto de las entidades públicas, por el que también se definió que el Presidente no percibirá gastos de representación.

Asimismo, apeló al decreto 28609, por el que racionalizó los gastos públicos y dispuso que los recursos provenientes de la aplicación sean transferidos al Tesoro General de la Nación para la creación de ítems y redistribución para trabajadores de salud, educación y seguridad ciudadana.

"Nada de esto está cumpliendo, más importante es la educación, la salud que las cumbres”, manifestó Murillo.

"Sólo participan afines al Gobierno”

El dirigente indígena de tierras bajas Adolfo Chávez afirmó que en las cumbres que organiza el Gobierno sólo participan dirigentes de organizaciones afines al MAS, con la finalidad de aprobar resoluciones de apoyo a Evo Morales, y no así de defensa de la Madre Tierra y los derechos de los indígenas.

"Las cumbres que realiza el gobierno del MAS son más políticas, sólo buscan alabar al presidente Evo, más aún cuando su popularidad ha decaído en las encuestas. La cumbre de Tiquipaya sobre el cambio climático fue puro teatro, por lo que se ha sacado como conclusión el Gobierno no lo ha respetado, porque después se vino la represión en Chaparina”, manifestó.

Dijo que una de las conclusiones de la cumbre de Tiquipaya era promover la nacionalización y recuperación a favor de los pueblos de los recursos naturales estratégicos, para quebrar los procesos de colonialismo económico y garantizar el fortalecimiento del Estado.

"Ahora eso quedó en papeles; el Gobierno, por el contrario, impulsa proyectos que atentan contra los derechos de los indígenas, contra la Madre Tierra, como el proyecto El Bala, el Chepete”, manifestó Chávez.

A criterio del dirigente, el Gobierno nunca respetó ni respetará los resultados de sus cumbres. "Son recursos que se gastan insulsamente”, dijo el líder indígena.
Publicar un comentario