sábado, 24 de junio de 2017

Saúl, plan B por si falla Verratti

Se le ha seguido en las dos últimas temporadas y Robert acudirá a las semifinales del europeo Sub-21 para verlo en acción. Gusta su clase, llegada y la polivalencia.

Moisés Llorens
As
Saúl Ñíguez sigue en los planes del Barcelona en caso de que no pueda cerrar la operación con Marco Verratti, del París Saint Germain. En el Camp Nou saben de la dificultad de tener que emprender una negociación, dado que el Atlético no puede fichar por la sanción impuesta por la FIFA, pero consideran que el medio tiene el perfil ideal para reforzar el centro del campo azulgrana y de ahí que relancen un interés que viene desde hace años.


Saúl encajaría de maravilla en la filosofía de juego que pretende imponer Ernesto Valverde, no cerrado a encontrar variantes al habitual 4-3-3. Los técnicos culés siguieron al futbolista del Atlético de Madrid de forma presencial en sus partidos desde hace mucho tiempo. Estuvieron in situ en casi todos los encuentros disputados por el mediocampista en la pasada temporada (33 partidos de Liga -2544’-, 12 de Champions -839’- y ocho de Copa, -632’) concluyendo que su posible incorporación (ya tanteada la pasada temporada) seguiría con la filosofía de rejuvenecer a la plantilla (el 14 de noviembre cumplirá 23 años) como ya se hizo el año pasado con los fichajes de Digne, Umtiti, Alcácer, André Gomes o Denis Suárez, compañero suyo hoy en día en el Europeo Sub-21.

Robert

El secretario técnico del Barça acudirá a ver la ronda de semifinales de la Euro Sub-21, en la que Saúl está siendo uno de los futbolistas destacados. Además, el ejecutivo azulgrana tuvo información de primera mano esta semana, ya que pudo cruzarse información con Jorge Mendes, que días atrás estuvo de paso por Barcelona viendo qué opciones reales: la cláusula de rescisión del futbolista es de 80 millones de euros.

De Saúl gustan mucho los recursos que ofrece. Seguridad en el control y sensacional toque de pelota, incansable trabajo físico duro en la zona ancha, buena llegada desde la segunda línea (22 goles en todas las competiciones en las tres últimas temporadas) y la polivalencia necesaria para poder encontrar cobijo en la posición de pivote defensivo e incluso aparecer como central, algo que ya hizo en la temporada 2013-14 en el que fue cedido al Rayo Vallecano.
Publicar un comentario