martes, 20 de junio de 2017

Riquelme: "Carlitos es un buen chico"

Román no quiso saber nada con cruzarse con Tevez, quien había dicho que "Riquelme no le hace bien a Boca". Igual, el ex 10 fue clarito: "Mis compañeros me hicieron ganar tres Libertadores de las seis que tenemos, se ve que tan mal al club no le hice...".

Olé
Era una voz esperada. No por cumplirse este martes el décimo aniversario de la última Copa Libertadores ganada por Boca y en la que su rendimiento influyó bastante para dicha conquista. No. La palabra de Juan Román Riquelme tenía esta vez otro peso específico después de las críticas que recibió de parte de Carlos Tevez. La semana pasada, desde China, Carlitos había cuestionado a Román: "Las declaraciones de Riquelme no le hacen bien a Boca. Dentro de la cancha fue un ídolo pero afuera deja mucho que desear".


Buscando no subirse a la polémica, el ex 10, en Fox Sports, eludió el tema. "Lo único que puedo decir de Carlitos es que lo conozco de chiquito y que es un buen chico. Otra cosa no voy a decir. Me contaron mis amigos, no escuché nada yo. Lo conozco de chiquito y me parece un buen chico. Nada más que eso", intentó cerrar. Sin embargo, ante las reiteradas consultas sobre el tema, agregó: "Yo no fui compañero de él en Boca. Lo tuve muy poquito, pero lo conozco de chico. He tenido la suerte de jugar con jugadores muy buenos. Si Boca tiene seis Copas Libertadores y mis compañeros me hicieron ganar tres, quiere decir que tan mal no le hice al club. Tan mal creo que a mi club no le hice".

Sus comentarios críticos sobre Boca en distintas oportunidades, sumados a ciertos elogios a River, fueron los que Tevez mencionó para blanquear la molestia que eso genera dentro del plantel. Román se hizo cargo de sus antiguos dichos. "Al hincha de Boca le tengo la obligación de decirle la verdad. Hace unos meses dije que Boca no era un equipo serio. A los dos meses, todos los periodistas decían lo mismo. Yo digo lo que veo. Di mi opinión que si Boca le ganaba a Newell's iba a ganar el campeonato. Digo la verdad, soy bostero, vivo de esa manera. Soy una persona bastante tranquila, bastante normal. En la Copa del 2007 hay una imagen que aparezco en la que dije que estaba contento y que era muy bueno ganarla para el club ganarla y para el fútbol argentino, no sólo para Boca. Tampoco tiene nada de malo que uno felicite al otro equipo cuando gana. Es un juego. Cuando no se puede ganar y el otro lo hizo bien, hay que felicitarlo", contó en alusión a River.

"No me interesa lo que diga Maradona"

E incluso repitió sus quejas por la eliminación de Boca a manos de Independiente del Valle en la semifinal de la anterior Copa Libertadores. "Ojalá que los muchachos nos regalen el título en este campeonato. Y no queden dudas de que el hincha de Boca el año próximo va a querer ganar la Copa, no se va a conformar con la semifinal. En esa Copa pensamos que ya estábamos en la final, que la ganábamos... Independiente del Valle nos ganó merecidamente, nos ganó en la Bombonera y en su casa, pero Boca no puede perder una semifinal cuando tenés 45 días para preparar el partido. Perdió porque jugó peor que el otro. No es tan difícil. Si te ganan los dos partidos, es porque el otro jugó mejor. Nos ganaron bien. Nos ganaron los dos partidos. Boca no fue superior al otro equipo. Me dolió mucho a mí. Tuvimos 45 días para preparar el partido. Boca no puede perder en la semifinal. No jugaron un buen partido".

"Me da miedo jugar mi partido despedida"

Para cerrar el tema Tevez, concluyó: "Le deseo lo mejor, que disfrute en donde está, que juegue muy bien y que la pase muy bien. Tuve la suerte de tener muchos compañeros, con algunos me llevé mejor, con otros no tanto, pero si hoy la gente de Boca me tiene tanto cariño es porque hicimos bien las cosas dentro de la cancha".

Sí fue elogioso con Carlos Bianchi y con Martín Palermo cuando surgió el tema de los diez años de la última Copa. "La culpa de haber ganado tanto en Boca fue de Carlos. Nos enseñó a ganar, nos acostumbró a ganar", afirmó. Y sobre el Loco expresó: "Martín tiene mucha culpa en que el hincha de Boca me quiera tanto. Ha hecho mil goles, nos ha ayudado muchísimo. Como siempre digo, tuve la suerte de jugar con el último gran 9, el mejor de los últimos 20, 30 años en el fútbol argentino. Fui un afortunado de jugar con él, tuvimos ventaja".

Para el final, dejó un mensaje para los hinchas xeneizes: "Yo los extraño más a ellos que ellos a mí. Hasta mi último día de vida les tengo que dar las gracias. Me han hecho muy feliz los bosteros. Soy un simple jugador que hizo lo que pudo por esta camiseta. Me han dado demasiado cariño. Eso es impagable".
Publicar un comentario