domingo, 25 de junio de 2017

Reino Unido vivió un año de inestabilidad y horror

Desde ataques terroristas hasta crisis política, la potencia ha tenido un año muy difícil. La potencia europea ha sufrido una serie de sucesos que han marcado una época de horror e inestabilidad.

La Razón Digital / AFP / Londres
Cuatro atentados en tres meses y un incendio mortal pusieron el broche de horror a un año en Reino Unido, que vivió además el asesinato de una diputada y el sísmico triunfo del brexit.


El 16 de junio de 2016, la diputada laborista Jo Cox, proeuropea y defensora de los refugiados, fue asesinada casi al término de una crispada y tensa campaña para el referéndum sobre la salida de la Unión Europea (UE), en la que un sector de los partidarios del brexit agitó el fantasma de la inmigración. Fue el primer asesinato de un diputado británico a manos de un ultraderechista, que perpetró el crimen al grito de “¡el Reino Unido primero!”.

A partir de entonces, la potencia europea ha sufrido una serie de sucesos que han marcado una época de horror e inestabilidad.

El 23 de junio de 2016, los británicos aprueban en referéndum dejar la UE, poniendo fin a más de 40 años de membresía y convirtiéndose en el primer Estado miembro en abandonar el bloque fundado después de la Segunda Guerra Mundial. La salida tuvo un efecto sísmico limitado a la política británica —provocó la dimisión del primer ministro David Cameron y el ascenso de Theresa May— porque no se contagió a otros países del ente.

El 22 de marzo de 2017, tras 12 años sin sufrir atentados graves, un británico converso al islam, Khalid Masood, lanzó su coche contra la gente que cruzaba el puente londinense de Westminster, para lugo salir del vehículo, acuchillar hasta la muerte a un policía y ser abatido. El atentado dejó un saldo de 5 muertos.
Publicar un comentario