martes, 20 de junio de 2017

Policías llevaron a Guillermo Achá enmanillado a su audiencia cautelar

La Paz, Fides
Enmanillado y con custodia policial, el expresidente de YPFB, Guillermo Achá, fue conducido por las calles del centro paceño hacia el tribunal que este martes decidirá su estatus legal en el marco del caso taladros.
Achá fue imputado por delitos de corrupción respecto a la contratación que hizo YPFB a la empresa italiana Drillmec para la provisión de tres equipos de perforación por 148 millones de dólares.


A menos de una semana de dejar la presidencia de la empresa estatal más grande de Bolivia, Achá podría ser recluido en un centro penitenciario con detención preventiva.

Su defensa insiste en su inocencia, sin embargo, el Ministerio Público consideró que existen suficientes indicios para la aprehensión e imputación del expresidente de YPFB.
Publicar un comentario