lunes, 26 de junio de 2017

Pakistán investiga explosión de cisterna que dejó 144 muertos

Pakistán, AFP
El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, anunció hoy una investigación "seria y completa" sobre las causas del accidente ayer de un camión cisterna cargado de gasolina que volcó y estalló causando al menos 144 muertos y 120 heridos, la mayor parte en estado grave, según los últimos datos.
"He ordenado una investigación seria y completa sobre el incidente para saber en qué estado se encontraba el camión y si su compañía es responsable de ello o no", afirmó Sharif en una rueda de prensa en el lugar del suceso, en la provincia oriental de Punyab.


"Iremos hasta el final para saber si todo el mundo cumplió o no con su deber", sentenció Sharif en un día de luto en el que se pidió que se celebre de manera "recatada" la importante festividad del Eid al-Fitr, que marca hoy el fin del mes sagrado musulmán del Ramadán.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el incidente se produjo a las 06:30, hora local (01:30 GMT), cerca de la localidad de Bahawalpur, en Punyab, cuando un camión con miles de litros de gasolina volcó.

Decenas de vecinos de la zona, entre ellos mujeres y niños, se acercaron al lugar para recoger combustible cuando, de manera inesperada, les sorprendió la explosión.

Baqir Hussain, que lideró el equipo de rescate desplegado en la zona, dijo hoy a Efe que el número de muertos asciende ya a 144, según el último recuento.

La cifra de fallecidos puede aumentar en cualquier momento, debido a que el 90 % de los heridos, que ascienden a casi 120 personas, se encuentran "en estado grave", indicó a Efe Javed Iqbal, jefe del Departamento de Cirugía del Hospital Bahawal Victoria, a donde fueron trasladadas la mayoría de las víctimas.

"Casi todos los heridos tienen más del 50 % de su cuerpo con quemaduras", concluyó Iqbal.

Liaqat Ali, jefe de Policía de Ahmed Pur Sharqia, la zona donde a primera hora de la mañana de ayer se produjo la tragedia, detalló a Efe que la investigación está en curso para determinar las responsabilidades por lo sucedido.

"La Policía aún no ha hecho ningún arresto", señaló Ali.

La oficina del primer ministro, informó en un comunicado las familias de los fallecidos recibirán 2 millones de rupias (unos 19.000 dólares) por cada uno de los decesos, mientras que cada herido obtendrá 1 millón de rupias (9.500 dólares), además de ayuda para encontrar trabajo.

Este año la celebración en Pakistán del Eid al-Fitr se vio empañada también por una serie de atentados ocurridos el viernes en la ciudad occidental de Quetta y en las norteñas áreas tribales.

En Quetta, un atacante suicida hizo volar por los aires un vehículo cargado de explosivos en la entrada de un cuartel policial, causando 11 muertos y 25 heridos, mientras una doble explosión en un mercado en las áreas tribales dejó 50 fallecidos y 261 heridos.
Publicar un comentario